El 19% de los investigados por delitos de odio en Cataluña el año pasado eran menores

Manifestación Pride! Barcelona con motivo del Orgullo LGTBI
Manifestación Pride! Barcelona con motivo del Orgullo LGTBI
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el año pasado a 116 personas por delitos de odio y discriminación y otras 330 fueron investigadas. Un 19% de los autores de estos delitos eran menores de edad, una cifra que la portavoz de la policía catalana, Montserrat Escudé, ha reconocido que "preocupa" en el cuerpo.

"Velamos para que no haya una naturalización de estas conductas. No podemos tolerar que nuestros jóvenes normalicen estas actitudes", ha apuntado Escudé este miércoles en rueda de prensa para presentar el balance de 2021 de la actividad policial respecto a los delitos de odio y discriminación.

Concretamente, de las 446 personas que forman el total de detenidos e investigados por estos delitos, 56 tenían entre 14 y 17 años y 30, entre 10 y 13. Por otra parte, de las 575 víctimas registradas el año pasado, un 11,6% (66) eran también menores de edad, de las cuales 43 recibieron insultos i/o ataques por su condición sexual, 19 por su origen, dos por discapacidad, una por su orientación política y otra por antisemitismo.

Para actuar en materia de prevención de cara a este tipo de delitos entre los jóvenes, los Mossos tienen en marcha diferentes proyectos para concienciar y sensibilizar sobre la diversidad en el ámbito escolar y educativo. El año pasado, se llevaron a cabo 337 actividades con un total de 7.599 asistentes. Además, Escudé ha explicado que, antes de acabar este curso, los Mossos prevén formar a 190 alumnos de primero y segundo de la ESO para que hagan de enlace entre los alumnos acosados y la Oficina de Delitos de Odio.

26% más denuncias que el año anterior

En total, en 2021 los Mossos registraron 496 denuncias por delitos de odio y discriminación. Esta cifra supone un incremento de un 26% respecto al año anterior, algo que, señala la policía catalana, puede deberse a la situación pandémica de 2020. Las denuncias en este ámbito representan el 0,1% del total, aunque Escudé ha advertido de que hay una infradenuncia del 80%.

"La voluntad del cuerpo de Mossos es que toda la lucha contra este tipo de delitos sea una estrategia prioritaria con el objetivo de reducirlos y de hacer aflorar esta cifra oculta del 80%", ha dicho Escudé, y ha añadido que estas conductas atentan "contra cuestiones básicas como la etnia, el origen, la orientación sexual, el género, la discapacidad y contra otras más circunstanciales como la exclusión social o el hecho de no tener hogar".

Concretamente, del total de denuncias por delitos de odio y discriminación registradas el año pasado, el 44% fueron por LGTIfobia, un ámbito que "ha registrado un aumento exponencial desde 2016". En este sentido, Escudé ha puesto en valor el trabajo de las entidades sociales que "hacen un gran trabajo para empoderar a estas personas, por lo que entendemos que este incremento no responde a un aumento de la LGTBIfobia, sino a este empoderamiento" que lleva a más personas a atreverse a denunciar.

En segundo lugar se encuentran las denuncias por racismo, que representan un 28,4% y, en tercer lugar, las denuncias por delitos de odio relacionados con la orientación política, que suponen un 21% del total. Sobre estos últimos, Escudé ha concretado que incrementaron en 2018 y 2019, años de mayor tensión política y social por el 'procés' tras el referéndum del 1 de octubre de 2017.

El 80% de los agresores son hombres

Escudé ha detallado que el 72,4% de los casos investigados se han resuelto con la investigación o la detención de los autores de los hechos y que, del total de personas investigadas o detenidas el año pasado por delitos de odio, el 80% eran hombres. Por otra parte, los Mossos descartan que haya "grupos que se dedican a salir y a buscar personas con intención de hacer daño, sino que estos delitos están más sujetos a un criterio de oportunidad".

Preguntada por si los Mossos hacen autocrítica sobre sus actuaciones en los desahucios en relación con los delitos de aporofobia, Escudé ha señalado que la policía "no hace el lanzamiento, sino que asegura que pueda hacerlo la comitiva judicial" y que se hace son "sensibilidad".

Por otra parte, preguntada por la actuación de los Mossos en referencia a las denuncias de SOS Racismo y otras entidades sobre las identificaciones policiales por perfil racial, Escudé ha negado que haya una "sistematización del sesgo racial en las identificaciones" y ha asegurado que el ejercicio de las actuaciones policiales "prohíble cualquier trato discriminatorio". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento