Los antidisturbios tiran la puerta de un piso por orden judicial para el desahucio a una familia vulnerable con dos hijos

Vecinos y activistas han intentado frenar el desahucio de una familia con dos hijos. El matrimonio se quedó en el paro durante la pandemia y no pudo afrontar el pago del alquiler. La familia pagaba 800 euros por el inmueble pero solo recibía una ayuda pública de 500. Finalmente, los antidisturbios han tirado la puerta abajo y han desalojado a la familia y a numerosos activistas.
Vecinos y activistas han intentado frenar el desahucio de una familia con dos hijos. El matrimonio se quedó en el paro durante la pandemia y no pudo afrontar el pago del alquiler. La familia pagaba 800 euros por el inmueble pero solo recibía una ayuda pública de 500. Finalmente, los antidisturbios han tirado la puerta abajo y han desalojado a la familia y a numerosos activistas.
Vecinos y activistas han intentado frenar el desahucio de una familia con dos hijos. El matrimonio se quedó en el paro durante la pandemia y no pudo afrontar el pago del alquiler. La familia pagaba 800 euros por el inmueble pero solo recibía una ayuda pública de 500. Finalmente, los antidisturbios han tirado la puerta abajo y han desalojado a la familia y a numerosos activistas.
Atlas

Anna, Fabio y sus dos hijos han sido desahuciados este lunes por no poder seguir pagando el alquiler tras quedarse sin trabajo. Para ello, varias furgonetas de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra se han desplazado hasta el piso del barrio barcelonés del Poble-sec y los agentes han acabado tirando la puerta de la vivienda abajo.

El matrimonio se quedó en el paro a causa de la pandemia y, con una ayuda de 500 euros y un precio mensual de 800, se les hizo imposible seguir pagando el alquiler. Pese a la situación de vulnerabilidad, la propietaria del piso -que, según los sindicatos de vivienda, tiene cinco pisos más a su nombre- no aceptó la prórroga de pagos propuesta ni tampoco las ayudas de los Servicios Sociales, además de rechazar el programa 'Reallotgem' de la Generalitat

Por otra parte, el Juzgado declinó el recurso de prórroga del desahucio para personas vulnerables pese a que "la familia cumple todos los requisitos", señala el Sindicato de Barrio del Poble-sec. Sin alternativa habitacional, sin recursos y sin amigos o familiares que puedan acogerlos, el matrimonio y sus dos hijos se han visto en la calle con la única opción de pasar un tiempo en una pensión.

Para intentar evitar esta situación, vecinos y activistas por el derecho a la vivienda se han concentrado a las puertas del edificio con el objetivo de paralizar el desahucio, pero los antidisturbios los han apartado y han accedido al interior del edificio. Una vez dentro, han tirado la puerta del piso abajo. En el vídeo, se ve el momento en el que consiguen entrar: "¿Ustedes se niegan a salir? ¿Van a desobedecer a la policía?", dice un agente desde la puerta.

Finalmente, pese a los intentos de paralizar el desahucio, Anna, Fabio y sus dos hijos se han quedado en la calle. Además, según ha explicado el Sindicato de Barrio del Poble-sec, tras desalojar a la familia del piso, los mossos han retenido a Anna durante un rato, aunque finalmente la han dejado ir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento