Britney Spears afirma que sus exagentes quisieron matarla

Britney Spears, en los premios GLAAD 2018, en Beverly Hills, California (EE UU).
Britney Spears, en los premios GLAAD 2018, en California.
CHRIS PIZZELLO / GTRES

Ya ha borrado la publicación. Pero con casi 40 millones de seguidores difícilmente no va a volverse viral si dices que alguien intentó matarte. Britney Spears lo ha comprobado recientemente, ya que en un reciente post que acto seguido retiró de su Instagram afirmaba que piensa demandar a Lou Taylor y Robin Greenhill, quienes fueran sus agentes mientras duró su tutela paterna y a quienes acusa de querer acabar con su vida.

La cantante de Womanizer o Circus explicaba en la defenestrada publicación que no solo ella, sino también su padre, sufrieron una enorme manipulación por parte de la dueña de Tri Star Sports and Entertainment Group y su socia. Lo curioso es que el texto acompañaba una imagen de una mujer con el dedo índice alzado y en la que se podía leer: "El respeto hacia ti misma debe ser más fuerte que tus sentimientos".

"Una semana antes de que me enviasen a ese maldito lugar, Tri Star me invitó a sus oficinas. Esas zorras presumidas y ostentosas... Y ellas muy guapas y buenas con su 'Nosotras estamos aquí para hacerte sentir especial'", tira de sarcasmo Spears, que asegura que almorzó con ellas y que estas le enseñaron orgullosas su retrato en la pared de las oficinas junto al de Kate Beckinsale.

El lugar del que se queja es, claro, la clínica de rehabilitación a la que fue, según ella, con la connivencia de su padre, que habría hecho lo que fuera por esas mujeres. "Me lo arrebataron todo y 'me hicieron sentir especial'... Claro, las mismas zorras que me mataron una semana después. Y mi padre las adoraba y las hubiese obedecido en todo", continuaba Spears.

Acto seguido, la artista de 40 años aseguraba: "Creo que estaban tratando de matarme. Todavía hoy pienso que era exactamente eso lo que estaban tratando de hacer". Spears explicaba en la publicaicón que ella no tenían ningún problema en absoluto y que menos mal que no murió: "Nadie habría sobrevivido a algunas cosas que me hicieron. Y yo no solo pasé por ello, sino que lo recuerdo todo".

Finalmente, Britney Spears escribía: "Voy a demandar a esa mierda de Tri Star. Se fueron de rositas después de todo aquello y estoy aquí para hacerles pagar por cada día de mi preciosa vida que me quitaron".

Por ahora, el abogado de Jamie Spears no ha querido responder las preguntas que le ha realizado Page Six, si bien, Charles Harder, el abogado de Lou Taylor -se desconoce si también actúa en nombre de Robin Greenhill-, afirmó en un comunicado al citado medio que las declaraciones de Britney eran "completamente falsas, además de altamente ofensivas, dañinas e inaceptables".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento