Putin reconoce la independencia del Donbás y ordena entrar a sus tropas: "Ucrania es parte de nuestra historia"

El presidente ruso, Vladimir Putin.
El presidente ruso, Vladimir Putin.
EFE
El presidente ruso, Vladimir Putin.
EFE / ATLAS

"Ucrania no es solo nuestro vecino, es parte de nuestra historia. Tenemos lazos de sangre con ellos". El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio este lunes una vuelta de tuerca más a la crisis en torno a Ucrania con el reconocimiento de la independencia del Donbás, territorio autoproclamado ruso con las regiones de Donetsk y Lugansk, que son el centro del conflicto que vive Ucrania desde el año 2014. Esta decisión del Kremlin supone, de facto, romper la vía diplomática con la OTAN, Estados Unidos y la UE y dar paso a un nuevo capítulo en un choque que ya lleva varios durante los últimos meses. 

Eso sí, Moscú aclaró que la declaración incluye solo a la parte del territorio que ya controlaban los rebeldes prorrusos, por lo que Ucrania no pierde espacio. La aclaración en cualquier caso no supone un cambio claro de la hoja de ruta que se le presupone a Putin, pues ha ordenado que se despliegue una "misión de mantenimiento de la paz" en la zona, es decir, ha autorizado ya la presencia de tropas rusas. Para muchas voces este es ya el inicio de una (nueva) invasión.

Dos elementos predominaron en el discurso de un Putin que ya había recibido el encargo de reconocer el Donbás como independiente de manera oficial: el nacionalismo y la nostalgia. Considera que Ucrania es un territorio que le fue "robado" a la Unión Soviética, y así lo repitió durante su comunicado a la nación. "La Ucrania moderna fue creada completamente por Rusia. Lenin y sus asociados crearon la Ucrania moderna separando territorios de Rusia", expresó. Además, acusó a Kiev de preparar "ataques" contra Rusia y de tener acceso a armas nucleares, al mismo tiempo que reivindicaba el "imperio ruso", que en su momento abarcó países como Finlandia, Polonia, Moldavia y las repúblicas bálticas.

¿Cuál consideras que es el principal valor europeo que hay que defender?

Los líderes de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, y la República Popular de Lugansk, Leonid Pasechnik, habían pedido abiertamente a Rusia que dé el paso y reconozca la independencia de ambos territorios, tal como planteó la semana pasada la Cámara Baja del Parlamento ruso. Los separatistas creen que es necesario que Moscú les conceda un nuevo estatus para proteger a la población y las infraestructuras civiles de la "agresión" del Ejército ucraniano.

Putin ordena la entrada de sus tropas en la región del Donbás. (EP)

Antes de anunciar su decisión final, Putin recordó que Ucrania "no ha respetado" los Acuerdos de Minsk, firmados en 2015 precisamente para frenar la escalada que se produjo entonces y que, entre otras cosas, acabó con la anexión ilegal por parte de Rusia de la península de Crimea. En todo caso, al firmar la independencia del Donbás es Moscú el que hace saltar por los aires ese pacto.

En ese contexto de máxima tensión, el líder ruso tuvo un mensaje directo para EE UU y avisó de que Rusia tomará medidas en esos territorios "para garantizar su seguridad ante la negativa de Estados Unidos y la OTAN a atender sus preocupaciones". E insistió en el papel de Ucrania dentro de su ideario pos soviético, no en vano, el país es la joya de la corona en ese esquema que tiene el Kremlin. Putin considera que en Ucrania, tras la caída de la URSS, "no se produjo un estado estable" y esa inestabilidad es lo que la ha convertido, según él, en un país de "marionetas" y con "autoridades corruptas".

Ucrania ha roto "los lazos con Rusia" para ser "un peón de la OTAN"

El régimen de Putin tiene claro el camino a seguir y el siguiente paso podría ser el envío de tropas a esas zonas, ya que ahora con el reconocimiento ha encontrado la vía para hacerlo. Eso sí, siguió lanzando reproches y ataques contra Kiev. ¿Cómo? Acusando a Ucrania de haber roto "los lazos con Rusia" para convertirse "en un peón de la OTAN". Y entonces volvió a justificar su decisión porque, considera, que está en juego "la vida de muchas personas" y que la situación es "crítica".

Así, escurrió cualquier tipo de culpa para echársela a Occidente. "No hay más que mirar el mapa para ver cómo los países occidentales cumplieron con su promesa de no permitir la ampliación de la OTAN al este", dijo Putin con ironía, precisamente con la idea de censurar lo que él cree que es una 'invasión' por parte de la Alianza de su espacio de influencia. "Nos han engañado. Una detrás de otra ha habido cinco olas de ampliación de la OTAN", sentencio en este sentido el mandatario ruso.

"Como consecuencia, la Alianza y su infraestructura militar, se han aproximado directamente a las fronteras rusas", insistió un Putin que acusó de esa forma a Occidente de iniciar una crisis de seguridad europea y de enterrar "la confianza mutua", especialmente entre Washington y Moscú, que son las dos grandes piezas en esta crisis, aunque la clave sea Ucrania. Y entonces recordó otra de las líneas rojas inamovibles del Kremlin. "Si Ucrania entra en la OTAN, las amenazas militares para Rusia aumentarían varias veces. Y aumentaría varias veces el peligro de un ataque sorpresa contra nuestro país", sentenció Putin.

La reacción de la UE no se hizo esperar. "El reconocimiento de dos territorios separatistas en Ucrania es una violación flagrante del Derecho Internacional, la integridad territorial de Ucrania y los acuerdos de Minsk", señalaron en sendos mensajes el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el Alto Representante, Josep Borrell. Además, insistieron en que la UE reaccionará "con sanciones contra los implicados en este acto ilegal". Eso sí, la aplicación de esas medidas restrictivas exige unanimidad entre los 27.

Nuestro especialista en política internacional, Emilio Ordíz, os cuenta el punto actual en la crisis entorno a Ucrania.

Biden bloquea el Donbás

En cuanto a Estados Unidos, Joe Biden ha anunciado una Orden Ejecutiva en la que se prohibirán "nuevas inversiones, comercio y financiación" por parte de estadounidenses "hacia, desde o en" Donetsk y Lugansk como respuesta al movimiento de Rusia.

Así lo ha trasladado el Gobierno de Estados Unidos en un comunicado en el que añade que "pronto" se anunciarán medidas relacionadas con la "flagrante violación de Rusia de los compromisos internacionales". Y no se quedarán ahí los pasos de Washington. "Estas medidas son independientes y se sumarían a las medidas económicas rápidas y severas que hemos preparado en coordinación con los aliados y socios en caso de que Rusia invada Ucrania", sostuvo.

Por su parte, tanto Francia como la propia Ucrania han pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar de reconducir la situación y, además, Macron instó a aprobar ya las sanciones europeas. "Es claramente una violación unilateral de los compromisos internacionales de Rusia y un ataque a la soberanía de Ucrania", dijo el presidente galo. Alemania, por su parte, apuntó que Putin ha dado un "duro golpe a los esfuerzos diplomáticos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento