Marta López Álamo rompe a llorar por las críticas a su físico en redes: "Ser alguien público no hace que tenga que callarme"

Marta López Ánimo en los premios Climate Leadres 2021.
Marta López Álamo en los premios Climate Leadres 2021.
DANIEL GONZÁLEZ / GTRES

En alguna utopía, las redes sociales sacaban lo bueno de los seres humanos. Como aquello de que tras la pandemia seríamos mejores personas. Marta López Álamo se encuentra cada vez que publica algo en sus perfiles, por su trabajo de influencer, con que esto no solo no es así, sino que funciona completamente al contrario: ataques, insultos, comentarios despectivos de su físico, de lo que hace, de lo que dice, de su vida privada. Demasiados haters que no siguen el proverbio de que si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio, no lo digas. Y que han conseguido llevar a la modelo hasta las lágrimas.

En una serie de stories, la pareja de Kiko Matamoros ha confesado que había pasado la tarde de este miércoles llorando desconsoladamente. "A ver, no debería hacer estas stories, pero las voy a hacer porque no entiendo por qué al ser una persona pública tengo que callarme y comérmelo. ¿Por qué tengo que aguantar insultos sobre mi físico?", se ha preguntado acerca de la cantidad ingente de desprecio que había recibido por un vídeo anterior en el que bailaba la sintonía de Pasión de gavilanes.

Visiblemente afectada, Marta ha continuado con su alegato: "Hay tal cantidad de gente que hace comentarios de odio, de verdad. Es que lo digo tranquilamente, esta mañana me la he pasado llorando. Tengo que aguantar que personas que, normalmente no me afecta, pero al final vais consiguiendo que, poco a poco a poco a poco, a una se le acabe la paciencia".

Conforme contaba lo sucedido, Marta se iba enervando cada vez más, a medio camino entre la impotencia que dan las redes a los afectados y la aparente inocencia que da el anonimato. "Joder es que digo 'luego pasa lo que pasa' y por eso hay personas que desgraciadamente deciden acabar con todo por estas cosas", ha admitido, en referencia quizá a ciertos suicidios de estrellas internacionales debidos a la presión y al odio recibido en redes.

"Yo entiendo que soy una persona que está expuesta y muchos diréis: 'bueno, pues no te expongas'. Pero es que este es mi trabajo. Instagram y TikTok y YouTube. Es creación de contenido. Es mi manera de ganarme la vida aparte de estudiar y de otras muchas cosas que puedo hacer", ha añadido, así como ha lanzado varias preguntas: "¿Qué queréis? ¿Qué deje de hacer o de ganar dinero con un trabajo que es como otro cualquiera, más o menos agradecido? ¿Qué tengo que hacer?"

Marta López ha confrontado directamente a todos aquellos usuarios que no cesan en su empeño de seguir su contenido solo para insultar: "¿Qué hago? ¿Quitarme las redes sociales porque a una panda de desalmados decidan estar machacándome todo el rato y quitarme las ganas de todo? O sea, tengo que estar llorando toda la mañana porque a unas cuantas personas se dediquen a insultarme. He petado con esto pero que con el vídeo que subido ahora en TikTok criticándome por bailar, diciéndome barbaridades".

"Yo no me creo nada ni pretendo ser nada pero puedo bailar sin ser bailarina. ¿O vosotros cuándo vais a una discoteca os quedáis sentados porque no sois bailarines?", ha añadido Marta, quien además ha critica la transfobia de muchos de los comentarios que recibe: "Y luego también están quienes dicen que si me parezco a La Veneno de joven o soy transexual. Primero, me parece muy triste que uséis este tema para insultar y segundo, que si lo fuese me digáis eso para hacerme sentir mal. Tercero, no soy transexual pero que si lo fuera no tendría ningún problema en decirlo ni en serlo. Estaría muy orgullosa".

Marta López Álamo se queja de los 'haters'.
Marta López Álamo se queja de los 'haters'.
Instagram Marta López Álamo.

Marta admite finalmente que se ve como una privilegiada pero que ello no quita que lo haya pasado mal por su cuerpo y que no esté dispuesta a admitir, como le decía un usuario en ese mismo instante, que se aguantase, "que la sociedad es así". "De verdad creo que no hago daño a nadie ni me merezco que nadie me insulte bajo ningún concepto porque llevo toda la mañana llorando por el tema. De verdad, parad ya porque al final pasa lo que pasa y os echáis la mano a la cabeza. Me considero afortunada, dentro de todo, pero también tengo derecho a expresarme y a visibilizar el acoso que se sufre en redes", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento