Mary de Dinamarca se sincera a sus 50 años: "Creo que todos tenemos derecho a ser quienes somos"

La princesa Mary de Dinamarca, en febrero de 2022.
La princesa Mary de Dinamarca, en febrero de 2022.
Albert Nieboer / GTRES

Muy abrigada, con sombrero y con un estilo a a la vez elegante y reconocible, la princesa Mary de Dinamarca iba este miércoles con sus hijos pequeños, los mellizos Vincent y Josephine, de 11 años, al zoológico de Copenhague, donde inauguró un nuevo recinto que lleva su nombre, ya que es una zona dedicada al país de nacimiento de la esposa del príncipe Federico: Australia.

Mientras se divertían con los pingüinos, los cucaburras o los ualabíes, Mary ya sabía que había salido a la luz la entrevista que había concedido al Financial Times con motivo de su 50º cumpleaños (este sábado 5 de febrero) y en la que se había sincerado haciendo un repaso de sus años en la monarquía y en la imagen que proyecta de realeza, sobre todo porque también se trataba de un reportaje de moda en el que apareciese luciendo no solo sus mejores galas, sino también otros atuendos dependiendo del acto al que tenga que asistir.

"Casi desde el comienzo estaba claro que había unas expectativas sobre aquello que me ponía y opiniones sobre si vestía o no apropiadamente para un evento. Para mí era bastante desalentador. Yo solía ser la típica chica a la que gusta ir con camiseta y pantalones cortos y que era conocida por andar descalza", reconoce Mary, que reconoce que "a veces es frustrante que lo que llevas puesto pueda eclipsar la causa" de la que se está hablando, así como que ella está esperando, porque lo nota, "que cambie el enfoque".

De ahí que apueste cada vez más por la sostenibilidad también en el mundo de la moda: "Ha habido algunos progresos, pero aún queda que ocurra una gran transformación. Espero ansiosa el día en que, cuando me compre una prenda, la sostenibilidad venga incluida como regalo en el precio". El tema de la lucha contra el cambio climático le ha llevado a hablar de otros grandes tótems de la sociedad actual: los derechos de la mujer y el colectivo LGTBI.

"Tengo una total convicción en que todos tenemos derecho a ser quienes somos, independientemente de nuestra identidad de género o nuestra orientación sexual", asegura. Y prosigue: "Dinamarca es, en este tema, una voz fuerte. Y me gustaría sumar mis palabras a la causa. Siempre he tenido un fuerte sentido de la justicia: todos deberíamos tener las mismas oportunidades, sin importar de dónde se venga ".

Recuerda que, como al principio era muy directa al hablar, hubo de moderarse y aprender el idioma local poco a poco. "Tardé una eternidad en encontrar la palabra 'por favor' en lengua danesa", bromea. Asimismo, agrega que es muy feliz por la libertad de movimientos que sienten dado el apego que ella siente de la sociedad a la monarquía: "Si voy a Copenhague y salgo a comer o voy al cine con mis hijos, me da la sensación de que tenemos el espacio para hacerlo".

Siente, "por su compromiso y dedicación de toda una vida para servir a su país y a su gente", una tremenda admiración por su suegra, la reina Margarita. Por ello espera que sus hijos, en especial los mayores, Christian e Isabella, de 16 y 14 años respectivamente, "crezcan y se conviertan en personas fuertes e independientes, con el coraje suficiente para conseguir sus aspiraciones". "Es importante que ellos sepan quiénes son, que estén orgullosos de la familia a la que pertenecen y de lo que esta representa para los daneses", finaliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento