Entrevista | Juana Acosta: "Me di cuenta de que tenía la violencia en el cuerpo"

  • La actriz y el coreógrafo Chevi Muraday bailan juntos en 'El perdón', en el Teatro Bellas Artes de Madrid.
  • La intérprete recuerda en este proyecto la muerte de su padre y reflexiona sobre el perdón y la violencia.
La actriz Juana Acosta durante la representación de la obra 'El Perdón', en Madrid.
La actriz Juana Acosta durante la representación de la obra 'El Perdón', en Madrid.
SERGIO R MORENO / GTRES

Apenas tenía 16 años cuando Juana Acosta recibió una llamada que tiñó su mundo de negro: su padre había sido asesinado en Cali (Colombia). Este crimen impune le arrebató de golpe las ganas de bailar, su gran pasión, pero el tiempo y las ganas de vivir se las han devuelto. La actriz interpreta junto con el coreógrafo Chevi Muraday El perdón, una pieza autobiográfica escrita por Juan Carlos Rubio que estará en el Teatro Bellas Artes de Madrid hasta el 23 de enero

Esta obra recoge una parte de su historia, su vida. ¿Qué significa para usted? Es un reto muy grande. Al ser un espectáculo testimonial, me ha tocado fuerte. Nunca pensé que esta aventura me llevaría por los lugares que he tenido que transitar. Ahora que por fin estamos compartiendo el espectáculo con el público, me doy cuenta de lo crucial que es hablar de algo tan importante y universal como es el perdón. Al espectador le toca la fibra, porque todos hemos tenido que perdonar en algún momento de nuestras vidas.

Hasta ahora, nunca había querido hablar públicamente de su pasado. ¿Qué le hizo cambiar de opinión? Un día me levanté con un impulso vital de hablar con Chevi Muraday y Juan Carlos Rubio. Fue en octubre del año pasado. Tenía una idea, pero no estaba clara. Necesitaba contar una experiencia que había interrumpido mi gran vocación. Me enteré de la muerte de mi padre cuando salía de la academia de baile. Estaba vestida de bailarina cuando me llamaron por teléfono y me dieron la terrible noticia. Inconscientemente, eso se quedó incrustado en la danza. Decidí iniciar este proyecto cuando supe por qué no había vuelto a bailar. Mi cuerpo me lo pedía.

"Inconscientemente, la muerte de mi padre interrumpió mi gran vocación, la danza"

Y aquí está, bailando 30 años después… Exactamente. Esto ha sido un salto cuántico, un acto psicomágico. No sabía que esta pieza me iba a permitir hacer ese viaje tan hondo, profundo, revelador. Ha sido un proceso catártico.

¿Investigó sobre el duelo para embarcarse este proyecto? Para esta historia personal e íntima hablé con los hermanos de mi padre y con mis hermanos. Quería recuperar su figura a través de la memoria de los miembros de la familia, porque el recuerdo es subjetivo. Además, he leído muchos textos y he visto películas y entrevistas. He descubierto a muchos artistas que han vivido situaciones similares y las han colocado en el arte. Ahora bailo hablando de mí.

Durante la representación, dice: "Yo, que jamás había coqueteado con ningún tipo de violencia, tenía pensamientos asesinos". ¿Qué papel juega la ira en esta obra? La violencia genera violencia, y hay que cortar el círculo para evitar perpetuarla. Nuestras sociedades están muy polarizadas, estamos todos enfadados. Hay mucha violencia verbal y a muchos niveles. Con 16 años yo me asusté al darme cuenta de que tenía la violencia en mi cuerpo. Estaba furiosa, me sentía con una energía asesina. Pero esto es una elección: perdonas y avanzas o te quedas atascado en el enfado. Yo opté por ir a la vida.

La actriz Juana Acosta durante la representación de la obra 'El Perdón', en Madrid.
La actriz Juana Acosta durante la representación de la obra 'El Perdón', en Madrid.
SERGIO R MORENO / GTRES
"La violencia genera violencia, y hay que cortar el círculo para evitar perpetuarla"

Apoya que hay que “resignificar el dolor dándole una perspectiva liberadora”. ¿Es esto el perdón? Sí, exactamente. A mí perdonar me ayudó a liberarme. Pude ir hacia la luz. Y ahora, después de tantos años, quiero convertir mi herida en arte.

Pero a veces perdonar no es tan fácil, ¿no cree? Es lícito no perdonar con tal de que no se perpetúe la violencia. Mi manera de afrontar el duelo a mí me ayudó, pero hay miembros de mi familia que no consiguieron perdonar. Hay gente que no puede hacerlo, y esta opción es absolutamente válida.

JUANA ACOSTA

  • Nacida en Cali, en 1976, Juana Acosta estudió Bellas Artes en la Universidad de los Andes de Bogotá. Sus primeros trabajos en Colombia fueron en televisión y cine, hasta que en el año 2000 viajó a España. Ha intervenido en series como 'Now and Then', 'El inocente' o 'La templanza'; y en películas como 'Perfectos desconocidos', 'Las consecuencias' o 'El inconveniente', por la que fue nominada al Goya 2021 a Mejor Actriz de Reparto. Sobre las tablas ha interpretado papeles en 'Las convulsiones', 'Los demonios' y 'Nuestro pueblo'. Fuera de nuestro país ha trabajado en Francia y en Estados Unidos. 

¿Qué cree que hace falta para poder dar el paso? ¡Uf! Los procesos personales de cada ser humano son tan íntimos y propios que es muy difícil poder definir esto… Pero pienso que se necesita valentía, amor, ganas de vivir...

¿Qué es lo que más le ha gustado de trabajar con Chevi Muraday? Trabajar con Chevi ha sido un sueño. Lo vi hace años trabajar y me quedé fascinada. Dije: ‘Algún día estaré en el escenario él’. Y ahora, muchos años después de haberlo visto sobre las tablas, estoy bailando con este ser tan especial y generoso. Es único, Premio Nacional de Danza. Por eso, como artista, para mí esto es una realización. Me ha ayudado muchísimo, me ha impulsado y me ha hecho volar.

La actriz Juana Acosta y el coreógrafo y bailarín Chevi Muraday, en una imagen promocional de la obra teatral 'El perdón'.
La actriz Juana Acosta y el coreógrafo y bailarín Chevi Muraday, en una imagen promocional de la obra teatral 'El perdón'.
FÉLIX VALIENTE
"Perdonar me ayudó a liberarme, a ir hacia la luz, y ahora quiero convertir mi herida en arte"

¿Cuál ha sido el mejor consejo que le ha dado? Que confíe. Para mí uno de los mayores regalos que me está dando El perdón es ver cómo puedo sobrepasar mis miedos y los límites que yo misma me había impuesto. Esta pieza requiere una exigencia física y emocional, porque cuento mi historia y desnudo mi alma. Ahora pienso que, si he superado esto, puedo con cualquier cosa.

Está enlazando muchos trabajos y papeles de peso. ¿Atraviesa, como suele decirse, un momento dulce? Al final recoges los frutos de lo que siembras. Yo he trabajado tanto… Llevo más de 25 años en una profesión que cada vez me da mayores satisfacciones, como papeles de mujeres poderosas, proactivas. Me siento muy agradecida con España por haberme dado la oportunidad de desarrollarme profesional y personalmente, y también por haberme dado lugar en una industria que no tenía nada que ver con la mía.

En Colombia trabajó en un magacín donde, con 18 años, llegó a entrevistar a personalidades como Madonna o Bon Jovi. ¿Volvería a ser presentadora? Me llevo muy bien recuerdo de aquella época y, aunque aquello ocurrió de manera circunstancial, entrevistar a gente potente que llegaba a Colombia era emocionante. Pero a mí lo que me gusta realmente es la interpretación.

¿Qué nos puede contar de sus próximos proyectos? Vienen varios trabajos de cine y televisión que me tienen muy ilusionada. El 25 de marzo saldrá Llegaron de noche, la película en la que he trabajado con Imanol Uribe, y después estrenaremos El lobo feroz, con Gustavo Hernández. Ahora mismo estoy viviendo una nueva etapa con mi hermana Valentina, con la que he creado una productora, Calité Films. Hemos comprado los derechos de algunos libros y de voces femeninas latinoamericanas. Queremos que ellas sean las protagonistas, pasar de la queja a la acción. Llevamos mucho tiempo diciendo cosas como que no hay lugar en la industria para mujeres, o que no se escriben buenos papeles para nosotras a partir de cierta edad, pero se acabó. Ahora quiero aportar mi granito de arena.

Asegura que es una actriz "muy técnica". Es cierto. Me preparo los personajes de una manera muy minuciosa y ordenada, y me gusta entregarme en el set, agarrarme a mi compañero, vivir el aquí y el ahora y dejarme ir. Me gusta investigar, definir, trabajar con la intuición y, después, soltarlo todo.

La actriz Juana Acosta y el coreógrafo y bailarín Chevi Muraday, en una imagen promocional de la obra teatral 'El perdón'.
La actriz Juana Acosta y el coreógrafo y bailarín Chevi Muraday, en una imagen promocional de la obra teatral 'El perdón'.
FÉLIX VALIENTE
"Me gusta investigar, definir, trabajar con la intuición y, después, soltarlo todo"

¿Cómo se lleva con la autoexigencia? Con los años he aprendido a desconectar más. Cuando me quito la ropa del personaje intento irme a casa y no quedarme demasiado pegada a lo que no he conseguido. Me obligo a pensar más en lo que sí he hecho bien. Intento ser cada vez menos dura conmigo misma y entender el trabajo como parte de un camino hacia el crecimiento personal.

¿Le gustaría dirigir? Es una necesidad que poco a poco se está despertando en mí. No descarto hacerlo algún día. Es una cuenta pendiente, y tengo a mucha gente cercana que me dice que tengo las cualidades para hacerlo.

¿Qué deseo le pide a este año que empieza? Estar cada vez más cómoda en mi piel. Necesito ser menos reactiva, alcanzar el bienestar. Deseo la serenidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento