María Teresa Fernández de la Vega.
María Teresa Fernández de la Vega. EFE
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha instado a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a poner una denuncia en firme o retractarse después de que la popular revelase que su partido está siendo
objeto de escuchas telefónicas "ilegales".

Según De la Vega, que se encuentra en Paraguay, De Cospedal "desprecia" con sus acusaciones el trabajo de policías, jueces y fiscales -a los que la segunda de Rajoy ha señalado como ejecutores de un "Estado policial"- por "intereses particulares" y evidencia además un patente "nerviosismo".

Respeto a los tribunales

Asimismo, ha explicado que ha costado "mucho esfuerzo" construir un Estado de derecho "para que ahora venga (el PP) a lanzar sombras de sospecha". De Cospedal denunciaba la "persecución" del Gobierno hacia el PP con la ayuda de "la Fiscalía, la policía judicial, Interior y en CNI".

De la Vega ha pedido al PP que se tranquilice y actúe con responsabilidad. Y sobre la decisión del PP valenciano de estudiar que las Cortes autonómicas pidan su dimisión por su "injerencia" en el caso Gürtel, ha manifestado su "extraordinario" respeto con los asuntos que están en los tribunales.

Por otro lado, en relación a los detenidos en Palma por un presunto caso de corrupción, de la Vega subrayó que el Gobierno siempre ha defendido la "tolerancia cero" ante la corrupción. "No hay conspiraciones contra ellos", añadió, insistiendo en que hay que esperar "a lo que determine la justicia".