Pablo Alborán se rompe y cuenta la crisis que atraviesa: "A veces se te olvida el motivo por el que haces música"

Captura de 'Planeta Calleja'.
Captura de 'Planeta Calleja'.
Mediaset

Planeta Calleja estrenó este lunes 10 de enero su nueva temporada en Cuatro, y lo hizo con Pablo Alborán como protagonista. El intérprete de canciones como Solamente tú recorrió Uganda junto a Jesús Calleja en un viaje repleto de naturaleza, animales, música, alegría... pero que contó también con confesiones y lágrimas.

Así, el artista sacó su parte más sensible y dejó ver alguno de sus aspectos más vulnerables, como que en ocasiones tiene crisis creativas. Según dijo, en el momento de la grabación se encontraba en una de ellas, pero el contacto con otra cultura le había desbloqueado e insuflado la energía que necesitaba.

El malagueño se refirió en esa línea a los miembros del grupo musical Ndote Cultural Troupe, a los que conoció a orillas del lago Victoria y les dio las gracias porque le habían hecho "reconectar" consigo mismo y con su música mientras compartían sus sonidos. 

"Esto es muy emocionante, muy necesario para mí y para lo que estamos viviendo hoy en día. Yo vengo de un mundo y ellos de otro totalmente diferente, pero la música la sentimos igual. A veces se te olvida la verdadera razón por la que estás haciendo música debido al ritmo en el que uno se mete", reflexionó Alborán, emocionado.

Según recordó, no es la primera vez que se enfrentaba a una crisis creativa y el problema era que ahora no podía alejarse de la vorágine de la industria musical para estudiar su problema y conseguir respuestas, tal y como hizo la primera vez. Es por ello que frenar para grabar el programa le había venido tan bien.

"Estaba en una especie de segunda crisis, pero esta vez no puedo parar,y venir aquí me ha obligado, por lo que ha sido todo un regalo del cielo, porque la música es esto, me siento el hombre más afortunado del mundo estando aquí", dijo.

El también coach en La voz ya hizo un parón en 2015 por ese mismo motivo. En aquel entonces, sintió la necesidad de echar el frento al percibir que "todo se estaba automatizando" y estaba dejando de disfrutar de sus conciertos, de las entrevistas, de la promoción de sus discos... en ese momento, aprovechó para hacer cosas cotidianas y recuperar la creatividad: 

"Fue un regalo poder parar e hice las cosas que hace cualquier ser humano. Lo primero que hice fue limpiar mi nevera, encontré regalos sin abrir y cartas. Me cargué de inspiración y empecé con más fuerzas", recordó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento