Las cuadrántidas, la primera lluvia de estrellas del año 2022: fechas, pico máximo y dónde ver este fenómeno

Imagen de archivo de la lluvia de meteoros de las Cuadrántidas desde el Observatorio del Teide.
Imagen de archivo de la lluvia de meteoros de las Cuadrántidas desde el Observatorio del Teide.
EUROPA PRESS

La primera lluvia de estrellas del año recibe el nombre de cuadrántidas, la cual se produce todos los años entre el 28 de diciembre y el 12 de enero, mientras que su pico máximo de actividad se produce hacia el 3 de enero de 2022. 

De este modo, es ahora cuando las cuadrántidas pueden observarse en las noches estrelladas y a simple vista, siempre y cuando se tengan en cuenta una serie de consideraciones. 

Las cuadrántidas pueden tener una tasa de actividad por encima de los 120 meteoros por hora y una velocidad de 41 kilómetros por segundo, tal y como informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Esta tasa convierte a esta lluvia de estrellas en una de las más activas del año, junto con las conocidas perseidas que se producen en el mes de agosto y las gemínidas del mes de diciembre. 

Sin embargo, las cuadrántidas no ganan tanta fama porque, normalmente, durante el mes de enero, cuando se da su máxima actividad, las condiciones meteorológicas del invierno no permiten observar el manto celeste. 

Así, para poder verlas, es necesario que el cielo esté despejado, acudiendo a un lugar donde no haya obstáculos que impidan observar el cielo, como árboles o grandes edificios, así como evitar la contaminación lumínica. De este modo, podrán verse a simple vista, sin necesidad de ningún instrumento de observación.

La ventaja de este año 2022, es que las cuadrántidas se producen justo cuando la luna se encuentra en fase nueva, por lo que la luz del satélite no impedirá ver la lluvia de estrellas.

El origen de las cuadrántidas

"El origen de las cuadrántidas sigue siendo incierto. Algunos astrónomos especulan con la idea de que el asteroide 2003 EH1 puede ser el que causa la lluvia de estrellas. Este asteroide fue descubierto en el año 2003, y se cree que está relacionado con el cometa extinto C\1490 Y1 observado por astrónomos chinos, japoneses y coreanos hace unos 500 años", explican desde el IGN.

De este modo, como pasa cada final de diciembre y principios de enero, la Tierra atraviesa un anillo poblado con los fragmentos desprendidos del asteroide 2003 EH1. 

"Cuando uno de esos fragmentos (o meteoroides) entra en contacto con la atmósfera terrestre, se calcina por la fricción con el aire creando así el resplandor luminoso que conocemos como meteoro o estrella fugaz", concluyen desde la institución. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento