Barcelona seguirá vetando la apertura de nuevos hoteles en el centro pero dejará reformar los existentes sin perder plazas

  • Mantiene la prohibición de alquilar habitaciones turísticas por periodos inferiores a 31 días.
Hotel Palace, un año cerrado
El histórico hotel de cinco estrellas lleva abierto desde el 1 de abril. En todo el año de la pandemia solo ofreció habitaciones en Navidad, pero sí que ha tenido accesible su jardín en la azotea.
Hotel Palace, un año cerradoEl histórico hotel de cinco estrellas lleva abierto desde el 1 de abril. En todo el año de la pandemia solo ofreció habitaciones en Navidad, pero sí que ha tenido accesible su jardín en la azotea.
HUGO FERNÁNDEZ

El Plan Especial de Alojamientos Turísticos de Barcelona (PEUAT) reformulado por el Ayuntamiento el pasado mes de enero con una aprobación inicial (tras las 118 alegaciones presentadas que provocaron su revocación en los tribunales) se podría aprobar definitivamente en el Pleno del próximo 23 de diciembre con algunas modificaciones respecto al original, aprobado en 2017. El visto bueno final se dará en la Comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del martes que viene. 

El plan continuará vetando la posibilidad que se abran nuevos establecimientos hoteleros en el centro de la capital catalana y pondrá condiciones en otras zonas de la ciudad consideradas de crecimientos, como el 22@ (Sant Martí) o La Sagrera (Sant Andreu). Aunque sí que permitirá que los hoteles existentes en el núcleo central de Barcelona se puedan modernizar mediante rehabilitaciones y reformas sin que ello suponga perder el 20% de las habitaciones. 

La concentración de oferta de plazas hoteleras en los distritos de Ciutat Vella y el Eixample es de más de la mitad del total de la ciudad (296 del total de 437 existentes). Antes de la pandemia, se registraban 33 millones de pernoctaciones anuales en Barcelona y se contabilizaban más de 150.000 camas en el conjunto de la ciudad. 

El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha explicado este viernes en rueda de prensa que esta modificación se produce para "subsanar" el problema de "decrecimiento de facto" que puede producir la prohibición de reformar hoteles en el centro. "Se ha de permitir la rehabilitación y la recuperación del patrimonio en edificios singulares del centro para actualizar y modernizar la oferta hotelera en el centro de la ciudad", ha dicho Collboni, que ha remarcado que esta decisión ha sido fruto del debate con el gremio de hoteleros. 

El 22@ no podrá abrir nuevos hoteles

Desde 2017, el año en el que se aprobó el primer PEUAT, el distrito del 22@ de Barcelona ha visto casi triplicadas las plazas hoteleras al permitirlo el plan vigente. Por ello, el nuevo planteamiento prohibirá que el 22@ Norte sume más plazas de alojamientos turísticos para promover que este distrito tecnológico "sea un espacio económico y de vivienda de primer nivel", ha explicado Collboni. La zona suma 800 plazas hoteleras más que en 2017 (1.207 respecto a las 800 de hace cuatro años). 

Con estas modificaciones, el 22@ era zona 4 y pasa a ser zona 2 y a considerarse como de decrecimiento, al igual que la zona 1 (lo que supone que si cierra un establecimiento de alojamiento se puede volver a abrir pero en la zona 3, de crecimiento contenido). Los locales existentes tampoco podrán ampliar plazas ni se podrán abrir viviendas de uso turístico.

La zona 1 o de decrecimiento natural, que corresponde al centro de la capital catalana, sigue obligando a que si cierra uno de estos establecimientos no se pueda abrir otro. Desde 2017, la zona 1 centro ha perdido un millar de plazas de alojamiento, ha indicado este viernes la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad.

Viviendas de uso turístico

A partir de ahora, si cierra una vivienda de uso turístico (HUT) en la zona 2 que rodea al centro, con barrios como los de Sagrada Família, la Nova Esquerra del Eixample, Vila de Gràcia o el Baix Guinardó, el Fort Pienc, Sants, solamente se podrá abrir otra de estas HUT en la zona 3, que incluye barrios como la Sagrera, Vallcarca o Sarrià. Por lo que la zona 2 pasa a considerarse como de decrecimiento, al igual que la 1 o zona centro. 

En el área 2 hay 3.245 HUT con casi 20.000 plazas disponibles. También se actualiza la cifra máxima de viviendas de uso turístico de la ciudad para que no queden "licencias flotantes". Las 46 licencias que se encontraban en un limbo normativo se han revocado, por lo que no se podrán volver a conceder.

El nuevo plan prohibirá que el 22@ Norte sume más plazas de alojamientos turísticos para promover que este distrito tecnológico "sea un espacio económico y de vivienda de primer nivel"

Regulación de las habitaciones compartidas por menos de un mes

En cálculos del Ayuntamiento, en Barcelona hay alrededor de unas 10.000 familias que ofrecen habitaciones compartidas sin amparo legal. "Es imprescindible dar seguridad jurídica a esta actividad para garantizar la calidad de la oferta y tener capacidad de inspección", ha señalado Collboni, que ha anunciado que el PEUAT reformulado permitirá regular estas viviendas compartidas cuando se renten por menos de 30 días, puesto que la ley catalana ya regula esta actividad cuando supera el mes de duración (normalmente las alquilan estudiantes o trabajadores temporales). 

A la espera de poder crear una ordenanza municipal específica, el consistorio solo dará pie a permitir que se puedan alquilar habitaciones turísticas (algo actualmente prohibido) cuando se reconvierta una vivienda de uso turístico en piso de uso habitual compartido. Únicamente se podrá dar de baja la licencia como vivienda de uso turístico y reconvertir en residencia de uso habitual del propietario o de un tercero. Según el Ayuntamiento, hay unos 8.000 anuncios de alquiler de habitaciones turísticas en diversas plataformas digitales como Airbnb o Booking.

El consistorio solo dará pie a permitir que se puedan alquilar habitaciones turísticas (algo actualmente prohibido) cuando se reconvierta una vivienda de uso turístico en un piso compartido de uso habitual 

Censo de alojamientos turísticos actualizado

El PEUAT renovado actualiza el censo de alojamientos turísticos con datos de septiembre de este año, que arroja 153.095 plazas turísticas en la ciudad, de las que 57.698 son viviendas de uso turístico (HUT) y 84.518 corresponden a alojamientos turísticos. De estas últimas, 74.439 son hoteles, 1.038 son apartamentos turísticos y 6.449 son hostales o pensiones.

Otras modificaciones son la incorporación al plan de estudio económico y financiero; la eliminación de la posibilidad de ubicar nuevos alojamientos turísticos de hasta 50 plazas en calles estrechas de entre 6 y 8 metros de ancho, por lo que la anchura mínima de la vía pasa a ser de 8 metros, y la regulación de las residencias de estudiantes en terrenos de zona (privados) que no se podrán ubicar en las áreas 3 y 4 de la ciudad, calificadas como de crecimiento contenido y en transformación, respectivamente. Actualmente hay unas 10.000 plazas de residencias de estudiantes y se podrían añadir unas 5.000 más en los próximos dos años. 

"Barcelona hace tiempo que trabaja para ser una ciudad que gobierna el turismo con un instrumento pionero como el PEUAT. La barra libre en el turismo de la ciudad es historia" (Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo)

"Barcelona hace tiempo que trabaja para ser una ciudad que gobierna el turismo con un instrumento pionero como el PEUAT. La barra libre en el turismo de la ciudad es historia", ha insistido este viernes la teniente de alcalde Sanz. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento