Patricia Pardo, sobre el preso 'tiktoker': "¿Cómo se puede tener una cuenta de TikTok en la cárcel? ¿Nadie lo ve?"

'El programa de Ana Rosa' muestra los vídeos del preso.
'El programa de Ana Rosa' muestra los vídeos del preso.
MEDIASET

La presencia de teléfonos móviles en las cárceles españoles está causando graves problemas en la opinión pública. En la mañana de este jueves, El programa de Ana Rosa se ha hecho eco del caso de un recluso de la prisión de Aranjuez, en Madrid, que posee uno de estos smartphones.

La reacción de la presentadora Patricia Pardo tras ver algunos de los vídeos del influencer en los que este muestra los pasillos de la prisión, su celda e, incluso, la comida, ha sido secundada por el resto de sus compañeros de mesa. "Esto es una auténtica vergüenza. Este tío tiene un smartphone. De ahí a ir radiando lo que te ocurre día a día en la cárcel hasta el punto de bajar al comedor, ¿es que nadie lo ve?".

"¿Cómo es posible que tengan acceso a un teléfono móvil? ¿Cómo es posible que tengas una cuenta de TikTok en la cárcel?", ha preguntado, visiblemente indignada, la presentadora del matinal de Telecinco. Por su parte, José María Benito ha apuntado: "Me parece que aquí hay algo más que el puro hecho de meter un teléfono móvil en la prisión".

Un preso 'tiktoker' cuela un móvil en la cárcel y difunde vídeos de su comida. (TIKTOK)

El espacio informativo ha contactado con Manuel Galisteo, coordinador de la asociación de funcionarios de prisiones Tu abandono me puede matar, que se ha mostrado muy en desacuerdo con la afirmación de Pardo de que "alguien está haciendo la vista gorda". "Los móviles siguen funcionando. Los inhibidores están desfasados, se quedaron en el 3G y los móviles ahora tienen 4G", ha señalado Galisteo.

"Solamente hay dos funcionarios por módulo, uno en la oficina y otro en el reparto de comida. Obviamente, no tenemos el don de la ubicuidad", ha agregado el coordinador. Además, Patricia Pardo ha recordado para llevar a cabo registros en las celdas, que antes podían hacerse por sorpresa, tienen que avisar a los presos, algo que ha corroborado Galisteo que ha agregado: "La política penitenciaria va más allá. La última orden con respecto al cacheo dice que se debe provocar el menor desorden posible". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento