La agencia Fitch declara moroso al gigante chino del ladrillo Evergrande tras el impago de su deuda

Evergrande.
Evergrande.
EFE

La agencia de calificación Fitch ha considerado que el gigante inmobiliario chino Evergrande se encuentra una situación crítica después de que no haya cumplido con el pago de 82,5 millones de dólares en concepto de intereses de algunos bonos que tenía comprometido el pasado lunes, según ha informado la agencia France Press.

Fitch ha calificado que la situación de la multinacional es de default, lo que significa que actualmente no está en condiciones de abonar la deuda que tiene pendiente. Como consecuencia del impago, las acciones de Evergrande cayeron un 19,6% hasta su mínimo histórico.

Este incumplimiento por parte de Evergrande desencadenaría un impago cruzado de sus aproximadamente 19.000 millones de dólares en bonos internacionales, con posibles ramificaciones en la economía china y en otros ámbitos. 

Para intentar calmar a los mercados, el Banco Popular de China (BPC, central) y los reguladores de bancos y aseguradoras y del mercado de valores reaccionaron asegurando que el riesgo de contagio de la crisis de Evergrande es "controlable" y que el sistema financiero del país no se verá afectado negativamente.

Evergrande acumula una deuda de unos 300.000 millones de dólares y, en lo que va de año, el valor de sus acciones se ha desplomado más de un 86%.

Preocupa también la situación de Kaisa

La situación preocupa no sólo por el futuro de la empresa en sí, sino por el posible contagio al sector inmobiliario del país. De hecho, la promotora inmobiliaria china Kaisa también se encuentra en serios apuros y suspendió su cotización en las Bolsa de Hong Kong después de que el pasado martes venciese el plazo para afrontar el pago de un bono offshore de 400 millones de dólares que intentó retrasar ante los problemas de liquidez que atraviesa.

La semana pasada, la empresa intentó, sin éxito, retrasar el pago de sus bonistas. Según datos de la compañía, a finales del segundo trimestre Kaisa tenía activos unos 11.275 millones de euros en bonos offshore, lo que supone, según algunos medios, que es el segundo mayor emisor entre las promotoras chinas, tan solo detrás de Evergrande.

De esa cantidad, unos 2.247 millones de euros se corresponden a lotes por devolver antes de que termine el primer semestre de 2022. En 2015, Kaisa ya se convirtió en la primera promotora inmobiliaria china en incurrir en el impago de uno de sus bonos offshore

Mostrar comentarios

Códigos Descuento