Ácido láctico, el ingrediente estrella para esta Navidad que aportará a la piel mayor luminosidad

El ácido láctico aporta mucha luminosidad.
El ácido láctico aporta mucha luminosidad.
UNSPLASH

Tan solo falta un día para comenzar una de las épocas más mágicas del año con la entrada de diciembre. La Navidad es una de las festividades más celebradas en todo el mundo y el espíritu navideño comienza a invadir el ambiente.

Con cenas importantes, se busca que la piel luzca de la mejor forma posible, con ese glow que a todos apasiona. Por este motivo, es muy importante fijarse en que los cosméticos tengan los ingredientes propicios para ello, como el ácido láctico.

El ácido láctico es una sustancia producida por el tejido muscular y por los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones a otras partes del cuerpo. Pertenece a la categoría de AHAs o alfahidroxiácidos, pues es un ácido soluble en agua que exfolia las células muertas y promueve la hidratación y humectación a nivel celular.

Este ácido tiene 3 funciones principales en el rostro: exfolia las células muertas, lo que refina la textura del rostro, aporta luminosidad y combate la hiperpigmentación; estimula la producción de colágeno, dando como resultado más firmeza, elasticidad, poros cerrados y reduce de aparición de líneas finas y aumenta las ceramidas, las cuales mantienen la barrera cutánea protegida y fuerte, atraen el agua e hidratan.

Todos estos beneficios hacen que el ácido láctico sea uno de los mejores ácidos que se puedan usar en el rostro, siendo perfectamente compatible con las pieles sensibles y secas.

No obstante, este ácido suele estar acompañado de otros ingredientes, como el ácido hialurónico (HA) para aportar un extra de hidratación o con betahidroxiácidos (BHAs) e, incluso, exfoliantes físicos, para conseguir una exfoliación más profunda con todos sus beneficios. 

La exfoliación de doble acción sirve para maximizar la luminosidad de la piel y mejorar la absorción de la rutina de cuidado en la piel. Los exfoliantes químicos debilitan los enlaces que unen las células muertas de la piel, mientras que los exfoliantes físicos ayudan a eliminar suavemente estas capas de piel para lograr una luminosidad óptima.

La mascarilla Brightmud de Glamglow (49,99 €) es un tratamiento exfoliante que incorpora esta doble acción, consiguiendo eliminar química y físicamente las células muertas no deseadas de la piel con ácido láctico (AHA), ácido salicílico (BHA) y microgránulos de piedra pómez para revelar una luminosidad uniforme al instante. Por otro lado, el complejo de niacinamida y la vitamina C que incorpora ayudan a iluminar e igualar la piel apagada.

Consejo profesional

Al usar la mascarilla por primera vez, hacer movimientos circulares ligeros alrededor del rostro durante unos segundos y después dejar actuar durante 20 minutos. Para conseguir resultados óptimos, al principio se aconseja usar tres días seguidos y después 2-3 veces por semana.

Las esferas iluminadoras que deja en la piel (parece purpurina, pero son minerales oceánicos) se pueden dejar o retirar, un poco o todo. Todo depende de la luminosidad que se quiera conseguir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento