George Clooney detalla el tierno momento en el que decidió tener hijos con Amal Alamuddin

George Clooney y Amal Alamuddin, en 2019.
George Clooney y Amal Alamuddin, en 2019.
WP#ECAF / GTRES

Todo el mundo recuerda aquella época de George Clooney en la que prácticamente parecía alérgico no solo a tener hijos, sino básicamente al compromiso. El soltero de oro de Hollywood. Y ya todo el mundo daba por hecho que sería así una vez cumplió los 50 años, en 2011. Sin embargo, ahora, a sus 60 primaveras, no concibe cómo hubiese sido su vida de desgraciada si no se llega a cruzar en Italia con Amal Alamuddin.

No solo por la boda, sino por los mellizos, Ella y Alexander. El actor y director ha querido explicar en una entrevista con el podcast WTF with Marc Maron cómo fue aquel momento en el que se dio cuenta de que su vida había dado un giro de 180º y que quería casarse con la abogada libanesa, que este 2021 cumplió 43 años, y que iban a tener hijos.

"Esta mujer extraordinaria entró en mi vida y yo no pude sino enamorarme locamente. Desde el preciso instante en que la conocí supe que todo iba a ser diferente", ha rememorado el intérprete de películas como Los descendientes, Gravity u Ocean's Eleven.

Sobre el momento en el que decidieron que serían padres ha reconocido que les llegó de forma natural. "Llevábamos ya un año de casados y estábamos en casa de un amigo que tenía un hijo... un poco ruidoso y molesto. Debo confesar que me estaba poniendo la cabeza como un bombo y salí a dar un paseo con mi esposa", ha comenzado el relato Clooney.

"Ella tampoco había pensado nunca en tener hijos y ni siquiera habíamos hablado del tema. Y de repente me dijo: 'Oye, hemos tenido mucha suerte en la vida'. Yo le contesté que sí, claro, 'y de habernos encontrado'", ha continuado Clooney, que no se esperaba para nada lo que ocurriría a continuación.

"Pero Amal remató la conversación con esta frase: 'Creo que deberíamos compartir nuestra suerte con otras personas'. Y por supuesto a mí me dejó pensando un rato", ha añadido el actor, quien ha recalcado que no solo tardó muy poco en decir que sí, sino que fue una decisión que tomaron los dos de una manera muy sencilla.

"Solamente tuve que decirle: 'Si tú estás dentro...'; y ella me contestó de inmediato que debíamos intentarlo. Fue un momento sumamente emotivo para mí porque yo ya estaba convencido de que ser padre no era mi destino y estaba cómodo con esa idea", ha recordado Clooney, quien ha cerrado la historia con otra anécdota: cuando se enteró de que no sería un único bebé...

"Hay un momento en el que vas a la ecografía y tú llegas pensando: 'Eso es un bebé, ¡maravilloso!'. Pero cuando el doctor nos miró y nos confirmó que venían un niño y una niña, obviamente pensé: '¡Oh, mierda!'", ha terminado bromeando, de quien no hay que olvidar el comunicado oficial cuando Amal dio a luz, que decía que la madre y los pequeños se encontraban bien, pero que era George quien estaba sedado y se recuperaría en unos días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento