Los 'congeladores' de España: estos son los lugares del país que llegan a menos 30 grados de frío

Dos personas se protegen del frío.
Dos personas se protegen del frío.
Europa Press

A pesar de que España goza, en términos generales, de un buen clima, existen zonas de la Península donde los termómetros no superan los cero grados en pleno verano. Estos lugares se conocen como "polos de frío", que actúan como "congeladores" naturales, según explican desde eltiempo.es.

La compleja orografía de la Península explica en gran parte este fenómeno. En primer lugar, España tiene una altitud media sobre el nivel del mar que supera los 660 metros, lo que lo convierte en el segundo país más elevado de Europa por detrás de Suiza.

Asimismo, los sistemas montañosos repartidos a lo largo de la Península altera los patrones climáticos y modifica las condiciones en tan solo pocos kilómetros.

Estos dos factores hacen que la Península Ibérica se comporte como un pequeño continente, de modo que cuanto más al interior, más extremas son las temperaturas y el clima.

Aquí también entra en juego el fenómeno de la inversión térmica, que ocurre cuando el aire frío está en las capas inferiores de la atmósfera, mientras que la temperatura es más alta a medida que se asciende. En este caso, la inversión térmica afecta a la superficie, y se da especialmente por las noches, cuando el suelo se enfría de forma rápida y genera una masa de aire frío.

Este aire frío, al ser más denso, se acumula con mayor facilidad en valles o zonas llanas, y perdura siempre que no haya viento o nubosidad.

Los "polos de frío" son esos puntos de la geografía donde estas inversiones térmicas y las heladas ocurren de forma frecuente, agregan desde eltiempo.es.

Dónde están los "congeladores" de España

Los proyectos colaborativos Noromet y FrostSE, integrados por profesionales de la meteorología y aficionados, han sido creados con el objetivo de identificar estos auténticos "congeladores" por toda la geografía española.

Alguno de estos puntos son Vega de Liordes, una inmensa depresión ubicada en el municipio leonés de Posada de Valdeón, en plenos Picos de Europa, que registró una temperatura de -35.8ºC el pasado 6 de enero de 2021, coincidiendo con la borrasca Filomena. Sin embargo, este récord de frío no ha sido reconocido en las estadísticas oficiales porque ha sido registrado en una estación que no pertenece a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Ese mismo día, las temperaturas máximas en esa zona fueron de -22.2ºC.

El mes de enero de 2021 registró temperaturas mínimas muy por debajo de los 30 grados bajo cero en lugares como La Vasequilla, perteneciente al municipio de Checa, en Guadalajara, con -34.5ºC. Campillo de Motos, también en Guadalajara, llegó a los -31.2ºC. Por encima de los -30ºC se situaron Prado Veneiro (León), con -29.7ºC; Nava de los Troncos, con -28.8ºC, y Pozo Romero (Jaén), con -25.3ºC.

Sin embargo, no hace falta irse al invierno para observar temperaturas bajo cero en España. Por ejemplo, La Vasequilla alcanzó una temperatura mínima de -10ºC en agosto de 2020.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento