Venden dos brazaletes de la reina María Antonieta por 7 millones de euros

Siete millones de euros es el precio que ha pagado un comprador anónimo en una subasta celebrada en Suiza por dos brazaletes que pertenecieron a la reina María Antonieta. Las joyas están compuestas por tres hileras de un total de 112 diamantes. Todo un lujo histórico que sorprendentemente han permanecido juntos e intactos durante más de 200 años.
Siete millones de euros es el precio que ha pagado un comprador anónimo en una subasta celebrada en Suiza por dos brazaletes que pertenecieron a la reina María Antonieta. Las joyas están compuestas por tres hileras de un total de 112 diamantes. Todo un lujo histórico que sorprendentemente han permanecido juntos e intactos durante más de 200 años.
Las joyas de María Antonieta están compuestas de 112 diamantes.
Atlas

Siete millones de euros es el precio que ha pagado un comprador anónimo en una subasta celebrada en Suiza por dos brazaletes que pertenecieron a la reina María Antonieta. Las joyas están compuestas por tres hileras de un total de 112 diamantes. Todo un lujo histórico que sorprendentemente han permanecido juntos e intactos durante más de 200 años.

Las históricas pulseras de la reina, fueron subastadas por 7,46 millones de francos suizos (7,05 millones de euros/8,15 millones de dólares), ha informado este miércoles la casa de subastas Christie's, encargada del evento.

Conservadas por descendientes de su familia durante 200 años, se anticipaban como una de las joyas más importantes de las ventas otoñales de Christie's.

La casa de subastas había realizado una estimación del valor de esas piezas que oscilaba entre los 2 y 4 millones de francos, pero el precio final superó ampliamente las expectativas alzándose hasta los 6,2 millones de francos (7,46 millones si se incluyen impuestos y comisiones).

Los brazaletes, de 112 diamantes y revestidos de plata y oro amarillo, fueron sacados de la Francia revolucionaria, junto con otras joyas reales, en un cofre de madera por orden de la esposa de Luis XVI y transportados hasta Bruselas, donde reinaba su hermana y residía uno de sus colaboradores de más confianza.

Este envió las joyas a Viena para que el emperador austríaco y sobrino de Maria Antonieta las mantuviera a salvo. Posteriormente pasaron a la única hija de los reyes que sobrevivió a la Revolución, María Teresa, y desde entonces habían sido conservadas dentro de la familia, hasta 2018 cuando se subastaron algunas importantes piezas de esta colección.

Otra importante casa de subastas, Sotheby’s, tiene previsto subastar hoy otras joyas provenientes de una casa real europea: un broche y un par de pendientes compuestos por zafiros y diamantes que pertenecieron a la duquesa rusa María Pavlona, tía de zar Nicolas II, y que también fueron sacados del país para su protección durante la Revolución Rusa de 1917.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento