Will Smith revela que se enamoró de otra mujer durante su primer matrimonio

Will Smith durante la presentación de 'Bad Boys For Life', en  Madrid, a 08 de enero de 2020.
Will Smith, en enero de 2020.
Josefina Blanco

A sus 53 años, Will Smith está en plena campaña por el Oscar. Según los expertos en la industria, su papel en King Richard (El método Williams en España, donde interpreta al padre de las tenistas Venus y Serena Williams) es la mejor oportunidad de su carrera para hacerse con la estatuilla. Pero por algún motivo su campaña no está consistiendo en hacer muchas entrevistas o, incluso, casarse durante la promoción (le funcionó a Eddie Redmayne y este año lo hace Kristen Stewart) sino en abrirse en canal utilizando para ello tanto una docuserie, en la que relató cómo se llegó a plantear el suicidio, como un libro de memorias.

Este martes 9 de noviembre sale a la venta Will, la autobiografía del intérprete de En busca de la felicidad o Men in Black, de la que ya ha salido a la luz algún fragmento, como cuando relató que tuvo pensamientos homicidas contra su padre por los abusos que este cometía. Ahora, el otrora príncipe de Bel-Air ha sorprendido desvelando cómo se enamoró de otra mujer nada más casarse por primera vez.

Will Smith contrajo matrimonio por primera vez en 1992. Lo hizo con Sheree Zampino, quien es la madre del primogénito del actor, Trey. A ella dedica uno de los capítulos más chocantes del libro, algo por otra parte bastante esperable, teniendo en cuenta que las pocas veces que ha hablado de aquella etapa de su vida no la recuerda con especial cariño (aunque su divorcio en 1995, reconoce, fue "el mayor error" de su vida adulta).

En el libro, Will da multitud de detalles para no maquillar una realidad muy dura y no quedar como el héroe, sino asumiendo todos los fallos que se le pueden achacar. Para empezar, porque nada más casarse y tener a Trey se enamoró perdidamente de otra mujer: la actriz Stockard Channing.

Channing, famosa por su papel de Rizzo en Grease, es 25 años mayor que él, pero eso no fue impedimento para que el joven Will perdiese la cabeza por ella mientras rodaban juntos el clásico Seis grados de separación, que le daría a la actriz su única nominación al Oscar y uno de los primeros intentos del actor de separarse de su vis cómica.

"Sheree y yo estábamos aún en los primeros meses de nuestra vida juntos, con un bebé recién nacido, y puedo entender que para ella esa experiencia fue, como mínimo, angustiosa", comienza Smith, que reconoce que quizá fue demasiado lejos al querer meterse en la piel de su personaje, un joven estafador.

"Se había casado con un tipo llamado Will Smith y ahora vivía con alguien llamado Paul Poitier [su rol en la cinta]. Y para colmo, durante el rodaje me enamoré de Stockard Channing", sentencia el actor, que recuerda que cuando acabó el rodaje y se volvieron a Los Ángeles no podía dejar de pensar en la intérprete y que solo deseaba seguir hablando con ella. "[Sheree y yo] No empezamos con buen pie", resume finalmente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento