El extraño caso del bebé que nació con una cola de 12 centímetros

  • Solo se han registrado 40 casos como éste; tuvo lugar en Brasil y los médicos ya han extirpado la cola, que acababa en una bola de grasa.
Imagen del recién nacido con una extraña cola.
Imagen del recién nacido con una extraña cola.
Journal of Pediatric Surgery Case Reports

Los médicos del Hospital Infantil Albert Sabin en Fortaleza, Brasil, se quedaron desconcertados después de que naciera en este centro un bebé con una extraña cola de 12 centímetros desde un glúteo, con una bola de carne adherida al extremo.

El caso se ha registrado en el Journal of Pediatric Surgery Case Reports, que explica cómo surgió la "anomalía congénita rara" y cómo se eliminó quirúrgicamente este extraño apéndice.

Se acepta que todos los bebés tienen cola cuando están en el útero, pero generalmente se reabsorbe en el cuerpo unas semanas después de la gestación. Los médicos dicen que este es uno de los casos increíblemente raros en los que la cola ha seguido creciendo.

Otra imagen de la extraña cola del bebé.
Otra imagen de la extraña cola del bebé.
Journal of Pediatric Surgery Case Reports

El artículo de la revista dice que el primer registro de tal cola se remonta al siglo XIX y solo ha habido 40 casos, pero la ciencia detrás de ella "no se comprende completamente". El análisis de la cola del bebé tras de la cirugía reveló que la bola, de 4 centímetros de ancho, estaba hecha de grasa y tejido conectivo embrionario, mientras que la cola en sí era solo tejido sin hueso.

El niño nació prematuramente a las 35 semanas en enero de este año, pero no se encontró ninguna complicación excepto la cola, que no fue detectada por las pruebas antes del nacimiento.

Así quedó el culete del bebé tras la intervención quirúrgica.
Así quedó el culete del bebé tras la intervención quirúrgica.
Journal of Pediatric Surgery Case Reports

Afortunadamente, una ecografía confirmó que no estaba adherida al sistema nervioso del niño. Esto permitió a los cirujanos extirparlo, pero aún no está claro si le estaba causando dolor al bebé o si los padres pidieron que le cortaran la cola.

Se cree que los antepasados de los simios humanos perdieron la cola hace unos 25 millones de años, posiblemente debido a una mutación genética que mejoró nuestra movilidad erguida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento