Y tú, ¿qué tipo de trabajador eres: conservador, vocacional, acomodado o inconformista?

  • El conservador (34%) es el perfil mayoritario entre los trabajadores en España.
  • El vocacional (29%) es el segundo: se forman y se reciclan constantemente. 
<p>Trabajo en la oficina</p>
Varios compañeros trabajando en la oficina.
Vincent Hazat / GTRES

¿Cómo son los trabajadores españoles? ¿Qué rasgos definen su personalidad? Depende de muchos factores; formación, edad, años en el mercado laboral... Un informe de Infojobs concluye que hay cuatro tipos básicos de empleado: conservador, vocacional, acomodado o inconformista.

El estudio de Los perfiles actitudinales de los trabajadores en España ha atendido principalmente a dos ejes: el nivel motivacional laboral presente por parte del profesional y la perspectiva del mundo laboral que tiene.

Conservador

Es el perfil mayoritario entre los trabajadores en España, un 34%. Le gusta trabajar de manera autónoma (53%), sin tener que depender o poner en común su trabajo con otras personas, y se siente cómodo en una empresa tradicional (52%) que le proporcione transparencia y seguridad, donde la posición del empleado y el directivo es clara. Además, piensa que no le hace falta seguir formándome actualmente (47%), ya que con sus conocimientos actuales le es suficiente. Finalmente, prefiere vivir tranquilo/a y seguro/a respecto a su trabajo (49%), aunque ello implique no llegar a lo más alto.

Al conservador le gusta trabajar por libre, cree que no necesita formación y prefiere vivir tranquilo, aunque no ascienda

El conservador es un perfil de edad media (entre 25 y 54 años), con niveles formativos básicos, que trabaja en sectores muy diversos, especialmente primario, secundario y terciario (agricultura, transporte, construcción, servicios de suministro o gestión de residuos…).

Vocacional

Es el segundo en porcentaje (29%). Afirma estar constantemente formándose (88%) y reciclando sus conocimientos (reskilling). En su trabajo es una persona proactiva (83%), a la que le gusta proponer ideas y enfrentarse a los desafíos que se le presenten. Para dichos perfiles, el trabajo es su pasión (73%) y una forma de desarrollo profesional y crecimiento personal (70%). Por último, tiene claros sus objetivos profesionales y a lo que aspira (69%), y está dispuesto a esforzarse, trabajar duro y formarse para conseguirlo.

El vocacional es un segmento que se concentra en edades de 35 a 54 años, con niveles de estudios altos y ampliamente digitalizados, que se dedican especialmente a actividades profesionales, científicas o sanitarias, a educación o a información y comunicaciones.

Acomodado

Este perfil, que supone el 20%, no está dispuesto a mudarse por un cambio de empleo, a no ser que sea estrictamente necesario (82%). Le gusta la estabilidad laboral y trabajar en una empresa durante el tiempo necesario para especializarse y sentirse cómodo (74%). Para el acomodado, lo más importante es que la empresa le proporcione una estabilidad contractual y salarial (59%). Ve el trabajo como una forma de ganar dinero (53%), un medio de vida, y prefiere también vivir tranquilo/a y seguro/a, aunque no llegue a lo más alto (50%). En definitiva, el trabajo no le motiva especialmente (42%), sino que es una obligación que le permite ganar dinero para dedicarse a lo que realmente le interesa.

El acomodado es un perfil más maduro: 6 de cada 10 tienen más de 45 años

El acomodado es un perfil más maduro (6 de cada 10 tienen más de 45 años), con un nivel de estudios básico y muy poco digitalizado, y que se dedica especialmente a sectores como hostelería, industria o servicios administrativos y auxiliares.

Inconformista

Es el perfil más atípico entre los trabajadores en España, sólo un 17%. Le gusta estar a la última en digitalización, lo que significa que se siente totalmente cómodo/a trabajando con herramientas digitales. Al mismo tiempo, está constantemente formándose y reciclando sus conocimientos. El trabajo no le motiva especialmente: es una obligación que le permite ganar dinero para dedicarse luego a lo que realmente le interesa. Se decanta por las empresas que apuestan por el talento, que ofrecen proyectos retadores y que trabajan en la mejora continua y el crecimiento profesional continuado. Finalmente, está dispuesto/a a cambiar de ciudad, comunidad autónoma o incluso país si se le presenta una buena oportunidad laboral.

El inconformista es un perfil joven y mayoritariamente masculino, con cierto nivel formativo y altamente digitalizado, que trabaja en sectores de información y comunicaciones o administrativos y servicios auxiliares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento