Madrid plantea bajar el IBI por tercera vez y que las terrazas vuelvan a pagar la tasa en 2022

  • El Ayuntamiento presenta su plan de impuestos para el próximo año basado en "un modelo político que se contrapone con el modelo del Gobierno de la Nación: no es el momento de subir impuestos", ha apuntado el alcalde Almeida.
  • El texto elimina las ayudas a los sectores más castigados por el covid y solo se lo mantiene a los mercadillos.
Archivo - Fachada del Palacio de Cibeles, actual ayuntamiento de Madrid.
Fachada del Palacio de Cibeles, actual ayuntamiento de Madrid.
AFP7
Archivo - Fachada del Palacio de Cibeles, actual ayuntamiento de Madrid.

El Ayuntamiento quiere bajar los impuestos por tercer año consecutivo. La Junta de Gobierno ha aprobado este viernes su proyecto de ordenanzas fiscales para el año 2022 que tendrá que contar con el apoyo del Pleno de Cibeles. El texto incluye una nueva rebaja del tipo general del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que pasa del 0,456% al 0,428%, lo que supondrá un ahorro de más de 59 de millones de euros a los madrileños, según los cálculos municipales. Por ejemplo, si un inmueble con valor catastral de 200.367 euros ha pagado este año un recibo de 1.021,88 euros, en 2022 abonará 857,57 euros. Es decir, se ahorraría 164,30 euros.

Acorde al equipo de la delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo, de esta medida se beneficiarán 2,2 millones de recibos, entre ellos familias, clases medias, autónomos, pequeños y medianos empresarios. El objetivo de Almeida y Villacís es que la bajada del tipo general del IBI beneficie tanto a los 1,5 millones de inmuebles de uso residencial, como a los sectores más castigados durante la crisis de la covid: 96.200 de uso comercial, 30.000 oficinas, más de 11.000 locales de uso industrial y 7.200 locales de ocio.

Eso sí, en contraprestación el Ayuntamiento les eliminará la exención del pago de las tasas tanto a las tasas a terrazas como a los hoteles, teatros y otras empresas de ocio y cultura que gozan de estas ventajas desde mayo de 2020. Solo los mercadillos continuarán exentos del 100% de la tasa de mercadillos, una medida que apoya a más de 60 mercadillos, con unos 2.826 puestos, lo que supondría un ahorro de 1,3 millones de euros.

"No es el momento ni de subir impuestos, ni de cargar con más gravámenes a los ciudadanos, sino que es el momento de estimular la actividad económica desde un marco de consolidación fiscal a la baja, así como de seguridad jurídica para todos aquellos que quieren venir a invertir y que viven en la ciudad de Madrid", ha señalado el alcalde. Pues, tal y como ha reivindicado, su modelo de impuestos "se contrapone con el modelo del Gobierno de la Nación".

Se mantienen bonificaciones a familias numerosas y pisos protegidos

El texto que ha aprobado esta mañana la Junta, mantienen las bonificaciones de 2020 de hasta el 90% en el IBI para las 22.500 familias numerosas en función del valor catastral del inmueble. Con ello, calculan que podrán ahorrarse 3 millones de euros. También se mantiene la bonificación del 50% para las viviendas de protección oficial durante los tres periodos impositivos siguientes al de otorgamiento de la calificación. 

Se baja la plusvalía

El área de Hacienda planea rebajar la plusvalía para el próximo año. Esto se haría incrementando los porcentajes de la bonificación del impuesto de plusvalía por transmisiones mortis causa a favor de ascendientes, descendientes y cónyuge, ampliando en cinco puntos la existente en 2021, de hasta el 95%, en función del valor catastral para vivienda habitual y local de negocio. Esta medida podría llegar a beneficiar a más de 42.000 madrileños con un impacto económico de unos 4 millones de euros.

Por ejemplo, si  el valor catastral del suelo es inferior o igual a 60.000 euros, se mantiene al 95%, el máximo legal; si es superior a 60.000 euros y no excede de 100.000 euros, pasaría del 85% al 90%. En caso de que el valor catastral del suelo sea superior a 100.000 euros y no exceda de 138.000 euros pasaría del actual 70% al 75%. Por último, en caso de que fuera superior a 138.000 euros, sube del 40% al 45%.

Los hosteleros y comerciantes volverán a pagar la tasa de basuras

Los locales volverían a pagar la tasa de residuos urbanos, un impuesto de los que han estado exentos desde mayo de 2020. Eso sí, cuando el local no esté en uso, solo tendrá que pagar el 10%, mientras que  aquellos que inicien una actividad durante los dos primeros periodos impositivos solo pagarán el 30%. 

Se mantienen las ayudas en el IAE a quien fomente el transporte público

Se mantienen las bonificaciones en el Impuesto sobre Actividades Económicas por inicio de actividad y por creación de empleo y las de promoción de energías renovables y fomento del uso del transporte colectivo. Aquellas empresas que implanten planes de transporte que afecten al menos al 20% de su plantilla mediante la adquisición de abonos anuales de transporte público o a través de la contratación del servicio de transporte.

Asimismo, las empresas que quieran arrancar una actividad no tendrán que pagar el IAE durante los dos primeros ejercicios y, además, contarán con una rebaja del 50% de la cuota municipal a estos empresarios durante los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto posteriores al inicio de su actividad.

Pago del SER en función de los niveles de contaminación

Por primera vez el estacionamiento en Madrid costará un precio u otro en funciñon de los niveles de dióxido de nitrógeno referidos al día anterior. El recargo será del 60% o del 100% en función de que la contaminación del aire supere los 60 microgramos por metro cúbico en el tramo I o los 70 microgramos por metro cúbico para el tramo II, respectivamente. 

Otra novedad será  la tasa por estacionamiento de alta rotación, para reducir el tráfico de agitación en los entornos de hospitales, centros educativos, culturales, sociales y deportivos o zonas comerciales. La tarifa base se fija en 20 céntimos los cinco minutos; 70 céntimos los 20 minutos, hasta alcanzar un máximo de 2,05 euros los 45 minutos.

También se premiará a los vehículos menos contaminantes. Los ECO que tienen una reducción de la tasa de un 50% ahora pasarán al 75%. También se castiga a los de etiqueta B, a los y se establece un recargo del 20%. Además, se elimina la referencia a vehículos de categoría A, al tener prohibido estacionar. Los C se mantienen sin modificación con una reducción del 10%.

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid mantendrá el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Así los madrileños que posean un vehículo seguirán pagando entre 20 y 224 euros al año y los motoristas, entre siete y 121, dependiendo de la cilindrada.

Redactora '20minutos'

Soy redactora de Política en la sección de Nacional desde 2022. Sigo de cerca al PP desde Génova, el Congreso y, a veces, el Senado. Antes, estuve encargada de la información municipal de Madrid durante tres años, aunque primero me formé en Cultura a mi llegada a 20minutos en 2019. Hice prácticas en El Mundo y en Europa Press. Colaboro en Capital Radio. Graduada en Periodismo por la UNAV. Madrileña con sangre navarra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento