Suárez-Quiñones estima que se aumentará en 11 millones el presupuesto para cubrir todas las ayudas al alquiler de 2021

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha señalado este miércoles en las Cortes de Castilla y León que las estimaciones indican que se requerirá una aportación extraordinaria de 11 millones de euros para atender las solicitudes que se acepten de ayudas al alquiler, pues se han presentado 21.891.
Suárez-Quiñones estima que se aumentará en 11 millones el presupuesto para cubrir todas las ayudas al alquiler de 2021
Suárez-Quiñones estima que se aumentará en 11 millones el presupuesto para cubrir todas las ayudas al alquiler de 2021
20M EP

Suárez-Quiñones ha comparecido este miércoles, a petición propia, en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente para analizar el grado de cumplimiento de los objetivos de su departamento para la presente legislatura y ha recalcado inicialmente que su Consejería ha logrado alcanzar "los hitos previstos" para esta mitad de legislatura "e incluso superarlos" en "numerosas" áreas.

En el caso de la vivienda, arquitectura y urbanismo, ha considerado que se han cumplido "la práctica totalidad" de los compromisos asumidos por el Gobierno que conforman PP y Ciudadanos y, en cuanto al asunto de la vivienda ha destacado las medidas "profundamente sociales" centradas en las ayudas.

En este caso, respecto a las ayudas al alquiler, el consejero ha destacado que por quinto año consecutivo se mantiene el compromiso de llegar a todos los solicitantes que cumplan los requisitos, incrementando además las dotaciones presupuestarias en las dos últimas convocatorias, algo que sucederá en 2021 ya que las estimaciones apuntan que será necesaria una aportación extraordinaria de 11 millones de euros para cubrir a todos los beneficiarios.

Además de las ayudas extraordinarias con motivo de la COVID-19 se han concedido en estos dos años subvenciones por importe de 39,4 millones de euros que han beneficiado a 26.079 familias. Para 2021 se han recibido 21.891 solicitudes y el presupuesto inicial es de 15,38 millones de euros, que previsiblemente se verá incrementado en esos 11 millones, un 71,5 por ciento más.

Con motivo del COVID-19, se habilitó además una dotación de 5,4 millones de euros en la convocatoria extraordinaria de ayudas al alquiler, de las que se han beneficiado 3.429 familias. "Fuimos la 2ª comunidad autónoma en convocarlas, solo después de Asturias, y la 1ª en resolverlas, tan solo dos meses después", ha recalcado.

A esta medida, se unieron las acciones extraordinarias para la protección de las personas y las empresas de CyL respecto de las viviendas de protección pública de promoción directa y la moratoria en el pago de las cuotas de compra, de la que se beneficiaron 7.638 familias, y de arrendatarios, con 2.100 beneficiarios.

Suárez-Quiñones destacó también el papel esencial del Parque Público de Vivienda, cifrado actualmente en 2.665 viviendas, "superando el compromiso de 2.600 viviendas adquirido en el seno del Diálogo Social en 2018, con un incremento en estos dos años de 694 viviendas".

Ha mencionado el programa Rehabitare, de rehabilitación de viviendas en el medio rural con destino a alquiler social, con la reciente incorporación de las Diputaciones Provinciales. Cuando finalice la legislatura, ha asegurado, habrá supuesto la recuperación de más de 500 viviendas en el ámbito rural con "una inversión superior a los 24 millones".

El consejero ha informado también sobre el nuevo programa de ayuda a la compra de viviendas por jóvenes en el medio rural, con cerca de 20 promociones y más de 360 viviendas, y el avance en la erradicación del chabolismo, colaborando con los Ayuntamientos de Burgos y Venta de Baños y con la Fundación del Secretariado Gitano.

Sobre la rehabilitación y regeneración urbana, Suárez-Quiñones ha garantizado la continuidad en la ejecución de las Áreas de Regeneración Urbana que se están desarrollando, once en la actualidad, con una inversión de 33,34 millones de euros para rehabilitar 1.293 viviendas y reurbanizar los respectivos espacios públicos, así como el mantenimiento de las ayudas a la rehabilitación edificatoria, para mejora de la accesibilidad y la conservación de inmuebles y para mejora de la eficiencia energética del parque inmobiliario.

"Ayudas en estos dos años, por importe de 9 millones de euros, que suponen la movilización de una inversión superior a 29 millones, que están permitiendo la rehabilitación de 2.220 viviendas, correspondientes a 137 comunidades de propietarios y 58 propietarios de viviendas unifamiliares, la cuarta parte ubicadas en el medio rural, que reciben cerca del 30% del presupuesto total", ha incidido.

TELECOMUNICACIONES

En el área de Telecomunicaciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha reafirmado en que el objetivo se mantiene en que Castilla y León tenga "brecha digital cero", y que la evolución tecnológica llegue a todo el territorio, "a las grandes aglomeraciones urbanas y a los pequeños núcleos de población, a los grandes centros de producción y a las pequeñas y medianas empresas, a cualquier ciudadano de Castilla y León, viva donde viva e independientemente de sus circunstancias personales, económicas o sociales".

En este campo destacó el compromiso de llegar en 2023 a lograr una cobertura de redes a 100 Megabytes de velocidad superior al 89 por ciento, lo que supondrá un incremento de la población cubierta del 37 por ciento, mientras que ha considerado que en ese año se logrará alcanzar un 100 por ciento de cobertura de menor velocidad, a 30 megas, en todo el territorio regional.

Complementariamente, el consejero ha señalado la importancia de contar con una capacitación digital, y enumeró las múltiples iniciativas formativas que desarrolla su departamento, especialmente el programa de Certificación de Competencias Digitales, TuCertiCyL, acreditación oficial de los conocimientos y habilidades digitales de las personas y su divulgación entre las empresas y las administraciones públicas.

Paralelamente, Suárez-Quiñones ha mostrado su satisfacción sobre "la transformación digital" que ha experimentado la administración y los empleados públicos, puesta a prueba con la crisis sanitaria.

"En un tiempo récord, la Junta de Castilla y León se vio obligada a dar la vuelta a sus sistemas tradicionales de trabajo y a otorgar el máximo protagonismo a las nuevas tecnologías. El resultado es que el número de empleados de la administración autonómica que pueden desarrollar sus funciones desde su domicilio mediante un sistema de acceso remoto al puesto se ha multiplicado por 10", ha incidido.

Suárez-Quiñones ha citado sido también el impulso dado al Centro de Supercomputación Scayle, y ha explicado la renovación que ha experimentado en estos dos años de sus infraestructuras y equipamiento tecnológico, la puesta en marcha del servicio de almacenamiento masivo de datos científicos de Castilla y León y la mejora del servicio de la Red Regional de Ciencia y Tecnología.

"Todas estas actuaciones tendrán su continuidad en el marco de la Agenda Digital de Castilla y León para el periodo 2021-2027, con 4 ejes de actuación: conectividad digital e infraestructuras, transformación digital de las empresas, digitalización de los servicios públicos y competencias digitales", ha subrayado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento