Madrid renuncia a la reforma integral de Las Ventas, que se despide para siempre de conciertos y citas multitudinarias

  • La plaza, bien de interés cultural desde 1994, se destinará casi con total exclusividad a espectáculos taurinos.
  • Los eventos de otra naturaleza se podrán celebrar si solo ocupan el ruedo, algo que reduce considerablemente el aforo.
Imagen de archivo del exterior de la plaza de toros de Las Ventas.
Imagen de archivo del exterior de la plaza de toros de Las Ventas.
Jorge París

La Comunidad de Madrid ha renunciado definitivamente a la reforma integral de la plaza de toros de Las Ventas. El coso no será un espacio multiusos y acogerá "casi en exclusiva" espectáculos taurinos. El Gobierno regional permitirá la celebración de eventos de naturaleza distinta a este uso principal, como musicales o teatrales, pero siempre que los mismos se ciñan al uso de la arena.

Esto supone, de facto, el adiós definitivo de eventos multitudinarios como conciertos o exhibiciones de motos, citas habituales en Las Ventas hasta que hace unos años cambió la normativa por la que se regían estos grandes espacios. Con la exclusiva ocupación de la arena, el aforo máximo de la plaza oscila entre las 2.000 y las 3.000 personas, dependiendo de las estructuras que se habiliten para los espectáculos, como escenario, equipos de sonido y otros. Unas cifras que quedan muy alejadas de las casi 20.000 almas que se llegaban a congregar en el pasado en este escenario.

El Gobierno autonómico ha dado carpetazo a la reforma integral de la plaza -una idea para la que incluso se llegó a barajar hace años la instalación de una cubierta retráctil- porque ha preferido mantener la "esencia taurina" de este coso. En palabras del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, que en esta legislatura ha asumido las competencias taurinas, Las Ventas es la plaza de toros "más importante del mundo" de ahí que se haya decidido primar este uso.

La renuncia a la reforma integral no exime al Ejecutivo de la realización de algunas obras necesarias para adecuar el coso, que es bien de interés cultural desde 1994, a la normativa de seguridad y accesibilidad actual. Una primera fase de los trabajos comenzará a partir del 12 de octubre, cuando finalice la Feria de Otoño. Y en 2022 se acometerá otra tanda de trabajos, siempre antes de la primavera, porque se espera que en mayo de 2022 regresen los festejos de San Isidro.

En todo caso, estas intervenciones necesarias se desarrollarán con minuciosidad y exquisito criterio técnico para asegurar la conservación de los valores patrimoniales, artísticos e históricos de Las Ventas. Las particularidades del edificio, que data de 1931, y el mantenerlo tal y como fue concebido, ha pesado a la hora de descartar la intervención integral. Como a su vez se ha tenido en cuenta de que la capital cuenta con otros espacios multiusos -como el Palacio de los Deportes, los estadios del Real Madrid y del Atlético o la plaza de toros de Vistalegre- para acoger eventos multitudinarios diferentes a los taurinos.

A la vez, con esta decisión el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso da un nuevo espaldarazo al mundo del toro, con el que nunca ha dejado de mostrarse comprometido. "Frente a los que se saltan la Ley, la Comunidad de Madrid quiere lanzar un mensaje de tranquilidad y apoyo al mundo taurino", destaca el consejero Enrique López, que añade: "Promocionaremos y mantendremos la tauromaquia, tal y como nos obliga la Constitución y la normativa vigente, que cumplimos y hacemos cumplir".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento