La delegada del Gobierno en Madrid defiende su actuación tras la marcha neonazi en Chueca: "No voy a dimitir"

Delegación de Gobierno impone la máxima sanción, 600€, a cada uno de los dos organizadores de la marcha homófoba
Delegación de Gobierno impone la máxima sanción, 600€, a cada uno de los dos organizadores de la marcha homófoba
Jesús Hellín
La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, rechaza dimitir tras la manifestación neonazi en Chueca: "Tengo la conciencia muy tranquila".
Europa Press

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha reconocido este martes que conocía la ideología ultraderechista de uno de los convocantes de la marcha neonazi que se produjo el pasado sábado por el madrileño barrio de Chueca -ya que estaba advertida por la asociación de vecinos de Canillejas-. Sin embargo, ha asegurado que no tiene pensado "dimitir" pese a las numerosas voces políticas que han que solicitado su dimisión.

"Hasta ahora -el convocante- no tenía antecedentes, pero ahora ya tenemos datos y se actuará de otra manera", ha asegurado la delegado. En caso de que comunique nuevas protestas, la Delegación actuará previamente prohibiéndolas o aumentando la seguridad. A su vez, González ha apuntado que desde que lleva en la Delegación ha convocado otras cuatro manifestaciones, pero que fueron minoritarias y sin incidentes.

La delegada ha defendido su actuación alegando que se registró una manifestación bajo un lema constitucional, pero que después se convirtió en una marcha neonazi. "Creo que hice lo que tenía que hacer, no voy a dimitir, tengo la conciencia muy tranquila", ha sostenido.

González ha asegurado que en ningún momento la Policía se planteó disolver la "vomitiva" manifestación neonazi porque habría sido una "batalla campal". "Había menores y personas mayores en esa concentración, no se puede dar la orden a la Policía Nacional de disolverla porque conllevaba cargar contra estas personas". 

"No había que crear un problema donde no lo había, no se planteó disolver por una cuestión de orden público", ha añadido la delegada.

De esta forma ha contestado al consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, que este lunes le recordó al Gobierno de España que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pueden disolver una manifestación si en ella se cometen ilícitos penales, o si sus asistentes visten ropa paramilitar.

"Esa manifestación tiene una cosa buena, y es que transcurrió en absoluta tranquilidad sin un solo incidente desde el inicio al final", ha concretado González, y donde ha destacado que "en menos de 48 horas" se han incoado los expedientes sancionadores y "se ha enviado a la Fiscalía toda la documentación", para que tengan todos los datos y decidan "si hay un delito penal o no".

Sancionados con 600 euros

Por otro lado, la delegada ha anunciado que los convocantes de la marcha neonazi serán sancionados administrativamente con la máxima cuantía de la multa, 600 euros, por incumplimiento de la LO 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, y LO 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, al no ajustarse el objeto de la manifestación al escrito de comunicación. 

La Delegación del Gobierno en Madrid autorizó una manifestación convocada por la Asociación de Vecinos San Blas-Canillejas con el lema 'Di no a las Agendas 2030-2050'. Según los vídeos que han publicado múltiples usuarios en las redes sociales, los manifestantes portaban pancartas con simbología nazi mientras gritaban "fuera maricas de nuestros barrios", "fuera sidosos de Madrid" o "tú no eres español porque eres blanco".

De la misma forma, también ha adelantado que serán sancionadas con 800 euros a seis personas por portar elementos peligrosos. "Un puño americano, seis palos y no sé cuantas bengalas… yo he ido a muchas manifestaciones y no he llevado nunca esos elementos", ha destacado la delegada del Ejecutivo en Madrid, explicando que no se podía multar a los participantes de la manifestación.

Piden su dimisión

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, ha exigido este martes la dimisión o cese de la delegada del Gobierno por ser "incapaz" de hacer su trabajo con la manifestación neonazi. Considera que la Policía podría haber parado y disuelto esa manifestación si así lo hubiera indicado la delegada.

"La delegada es incapaz de hacer su trabajo correctamente. Nunca ha hecho nada ni para impedir macrobotellones ilegales, por lo que solo le podemos exigir su dimisión. Si no dimite ella que la cesen, porque es nefasta para los intereses de la Comunidad. Se ha comportado como la delegada del Gobierno de España contra Madrid", ha lanzado Serrano.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha calificado la manifestación de propia de "tarados y locos" y cree que la Delegación de Gobierno, con González a la cabeza, "no estuvo fina" al autorizarla.

Este lunes, la portavoz de Podemos, Isa Serra, señaló que la Delegación de Gobierno de Madrid tiene que asumir responsabilidades por la marcha de Chueca, "concretamente de quienes no dieron la orden para que se paralizaran esos delitos (de odio)" que a su juicio se estaban cometiendo.

En este sentido se pronunció también la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, que pidió "explicaciones" a la delegada del Gobierno y que "asuma responsabilidades" por una manifestación "que no sólo habló de 'maricas' y 'sidosos' sino que se llevaba una pancarta en la que se volvía a acusar a los menores no acompañados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento