El abogado del príncipe Andrés considera "infundada" y "potencialmente ilegal" la demanda por abusos sexuales

El príncipe Andrés, duque de York, el pasado mes de septiembre.
El príncipe Andrés, duque de York.
GTRES

Este pasado lunes tuvo lugar, en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Manhattan, la primera audiencia previa al juicio a tenor de la demanda civil por abusos sexuales interpuesta por Virginia Giuffre contra el príncipe Andrés, duque de York, cuando ella era menor de edad y estaba dentro del mercado sexual que manejaba el magnate estadounidense Jeffrey Epstein.

Mientras el hijo de Isabel II se encuentra en el Castillo de Balmoral junto a otros miembros de la familia real británica, su abogado, Andrew Brettler, ha rechazado de manera furibunda las acusaciones, tildando de "infundada" y "potencialmente ilegal" la denuncia de Giuffre de haber sido agredida sexualmente a sus 17 años por Andrés y poniendo en duda que el caso pudiese siquiera llegar más allá de esa vista previa en la que estaban.

Para Brettler, un acuerdo de 2009 entre la demandante y Epstein exime de toda responsabilidad al príncipe, según ha podido saber la BBC. "Hubo un acuerdo de conciliación que la demandante celebró en un juicio previo que libera al duque y a otros de cualquier responsabilidad potencial", ha dicho el letrado, que ha pedido una copia del acuerdo, por el momento sellado.

"Esta es una demanda infundada, inviable y potencialmente ilegal", ha explicado el abogado, natural de Los Ángeles, a la audiencia previa presidida por el juez del distrito, Lewis Kaplan, a través de una conferencia telefónica. 

Las notificaciones

Asimismo, según Brettler, no se le han notificado correctamente los procedimientos a su cliente de acuerdo a la legislación del Reino Unido y a la Convención de La Haya y defiende que tendrá que ser el Tribunal Superior de Londres quien determine si los documentos fueron o no debidamente entregados.

Ante las quejas del abogado del príncipe Andrés -del que durante semanas aseguró la prensa británica que habría estado ocultándose para no recibir los documentos-, que buscaba la impugnación a la legalidad de la notificación, el abogado David Boies, representante de Giuffre, ha explicado que el duque de York recibió la citación de la demanda en Royal Lodge, en Windsor, en la mañana del 27 de agosto, dejándose una copia a un agente de policía que custodiaba la casa.

Todo ello, además, estaría refrendado por la declaración de un testigo que ha sido presentada en el tribunal federal de Manhattan. Boies ha explicado que la notificación fue "entregada en la última dirección conocida del demandado", así como, "a través del Royal Mail [el Correo Real]" también se le había notificado. "Creemos que hemos cumplido con el requisito de notificación y presentamos la prueba el viernes pasado", ha explicado.

Sin embargo, el juez Kaplan ha instado a Boies a encontrar métodos alternativos para notificar y entregar los documentos oficiales al príncipe Andrés, lo cual es necesario para que el tribunal estadounidense tenga jurisdicción sobre él. También ha rechazado el argumento de Brettler sobre aplicar los procedimientos de la Convención de La Haya antes que los norteamericanos. Ha fijado una nueva vista para el 13 de octubre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento