Comienzan los tonteos en la primera noche de 'Secret Story': Julen con Sandra Pica y Luca Onestini con todas

Julen y Sandra Pica en 'Secret Story'.
Julen y Sandra Pica en 'Secret Story'.
MEDIASET

Secret Story ha dado comienzo. El nuevo reality de Mediaset empezó este jueves con 16 concursantes -17 contando a ambos Gemeliers- que tendrán que guardar su secreto mientras intentan descubrir el de los demás. Pero, a la vez, tendrán que aprender a convivir, y a muchos no les será fácil, pues tienen más de una cuenta pendiente con alguno de sus compañeros.

Dos de ellos son Julen y Sandra Pica, quienes iniciaron una breve relación después de que ella rompiera con Tom Brusse. Ambos entraron con muchos temas por aclarar, pero parece que donde hubo fuego, cenizas quedan.

Tras terminar la gala a la 1.45 horas, ambos empezaron a hablar y parece que hubo alguna que otra miradita con intención. Entre risas, la catalana le echó en cara que pasara de ella, y él que ella desapareciera dos días y luego le atacara.

Pero la atracción es evidente, y parece claro que les será muy fácil dejar sus diferencias a un lado. "Los dos estamos como una puta cabra y somos dos personas muy inestables", comentó Pica. "Ya podemos ser amigos otra vez", añadió Julen. "Lo que hay es una conversación pendiente".

Pero no fueron los únicos tonteos de la noche, pues Luca Onestini se postula como el conquistador oficial de la edición, y ya se ha visto desde el primer momento.

El hermano de Gianmarco ha tenido acercamientos con Isabel Rábago y Cristina Porta. Mientras que a la primera le estuvo preguntando si conocía su país, a la segunda le preguntó por su trabajo como periodista. "Voy a decir en el confe que Luca no para de interrogarme", comentó en broma Rábago.

Pero no fue todo lanzamiento de flechas de Cupido, pues ya ha habido tiempo para generar cierta incomodidad a Cynthia Martínez. La actriz ha terminado por acabársele la paciencia tras las preguntas de Lucía Pariente sobre los calzoncillos de Canales Rivera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento