Se enfrenta a un juicio de desahucio a los 83 años e inválido: "Que me lleven al cementerio, otro sitio no tengo"

Mano de anciano.
Mano de anciano.
AMICS DE LA GENT GRAN

José Manuel Ratoeira Balseiro tendrá que afrontar este jueves la que quizás sea una de las peores experiencias a sus 84 años. Ha sido citado esta mañana a una vista en la que la Sareb pretende desahuciarlo.

Según relata 'La Voz de Galicia', Ratoeira requiere de la ayuda de una tercera persona a diario, pues va en silla de ruedas desde que hace unos seis años sufrió un ictus que lo dejó inválido. 

No tiene pareja, ni hijos, por lo que ha tenido que afrontar el juicio completamente solo. "No sé si me van a echar o no. Estoy aquí, en la cama, y no sé nada. ¿Pero... como me van a echar? Como no sea al cementerio no tengo otro sitio donde ir. Tengo la otra casa en el cementerio... el nicho", declaró al mismo medio ya en enero, cuando salió la petición de la Sareb. 

Para entender el por qué de esta situación hay que remontarse al año 2005. A Ratoeira le ofrecieron cambiar su vivienda en pleno centro de Mondoñedo por otra que se estaba edificando. El hombre accedió y, en 2009 se mudó a la nueva vivienda, donde ha vivido desde entonces. 

Lo que ocurre es que, según cuenta 'La Voz de Galicia', el piso no se escrituró. La constructora quebró en 2012, entrando en concurso de acreedores e incluyendo en la subasta las propiedades de la empresa, entre las que se incluyó el piso de Ratoeira. 

Ahora, todavía sorprendido por el curso de los acontecimientos, el hombre espera que asome un ápice de empatía y pueda arreglarse el embrollo sin necesidad de que tenga que quedarse sin casa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento