La furia de 'Ida' pone en vilo a Nueva Orleans y sus diques ante la amenaza de desborde 16 años después del Katrina

<p>Barrera contra el oleaje construida en Orleans Parish (Luisiana), a poco más de 15 kilómetros de Nueva Orleans. El proyecto se llevó a cabo en 2011 para proteger la zona, arrasada por el Huracán Katrina en 2005</p>
Barrera contra el oleaje construida a 15 kilómetros de Nueva Orleans.
U.S. Army Corps of Engineers, Paul Floro

Dieciséis años después del desastre del Katrina, Nueva Orleans contiene la respiración ante las posible inundaciones que puede provocar el Huracán Ida. Después de dejar a su paso destrozos en el estado de Luisiana, Ida se mueve hacia el norte de Estados Unidos ahora como una peligrosa tormenta tropical. Pese al avance de la tormenta, Nueva Orleans continúa en alerta por marejada ciclónica, donde los diques construidos después del Katrina serán fundamentales para evitar un nuevo desastre.

La tormenta se mueve hacia el norte a 15 kilómetros por hora después de causar daños en viviendas, oficinas y hospitales y graves inundaciones y marejada ciclónica principalmente en el sur de Luisiana y también en Misisipi.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) detalló este lunes en su más reciente boletín que se prevé un movimiento más rápido hacia el noreste en las próximas horas. Ida, que ocasionó la muerte de un hombre en el condado de Ascensión, se desplazará hoy hacia el interior de Estados Unidos sobre Misisipi para cruzar el valle de Tennessee el martes y cerca del centro de los Apalaches el miércoles.

Los meteorólogos subrayaron que persisten alertas de marejada ciclónica y tormenta tropical en la desembocadura del río Pearl hasta la frontera entre Alabama y Florida. La marejada ciclónica a causa de Ida, que se prevé rebajará en las próximas horas a depresión tropical, puede alcanzar hasta 1,5 metros de altura.

Ida, uno de los más huracanes poderosos en tocar tierra en la historia de Estados Unidos según el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, se encontraba hoy como tormenta tropical a las 11.00 de la mañana EST (15.00 GMT) a unos 65 kilómetros al suroeste de Jackson (Misisipi).

Edwards ha advertido de que Ida es la prueba más fuerte a la que se ha enfrentado el actual Sistema de Reducción de Riesgo de Huracanes y Tormentas del estado. 

El gobernador ha detallado, no obstante, que las autoridades están satisfechas con el Sistema de Reducción de Riesgo de Huracanes, pero ha alertado sobre los "sistemas de protección menores construidos a lo lardo de la costa, donde los diques no son tan altos y no están fortificados". "Estamos muy preocupados por esa zona", ha agregado, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Edwards ha solicitado a la comunidad mantenerse en sus viviendas mientras se evalúan los daños, al advertir que es peligrosos desplazarse por las zonas afectadas.

Ida pone a prueba el sistema de contención 

Según recoge el medio estadounidense Los Ángeles Times, el gobierno federal gastó tras el desastre del Katrina 14.500 millones de dólares en crear diques, bombas, muros, compuertas y drenaje para situaciones como estas.

Al este de la ciudad el sistema tiene cerca de 210 kilómetros construido de diques para soportar una marejada de hasta 9 metros. Dentro de estos diques el agua se extrae mediante bombas que sacan el agua al exterior de los núcleos urbanos.

Por el momento, varias compuertas han sido cerradas, tratando de reducir el riesgo de inundaciones. No obstante, la alerta se mantiene ya que no sería la primera vez que si las lluvias son demasiado intensas se desborde el sistema, como ocurrió en 2017 y 2019.

Según recoge el medio estadounidense, algunos informes de este mismo año recomendaban gastar alrededor de 1.700 millones de dólares para elevar los diques y muros de contención.

Preocupación por las zonas fuera de los diques 

Autoridades de varias localidades han ordenado evacuar zonas bajas que están fuera de los diques de contención, lugares que ya en tormentas pasadas acabaron inundadas.

Además, varias regiones que están cerca de la costa y del río que pueden ser susceptibles de acabar inundadas se encuentran expectantes ante el paso de Ida.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha reconocido a esta tormenta como "potencialmente mortal" y ha informado de los distintos equipos de emergencias preparados para actuar, además de firmar una declaración de emergencia para Luisiana y Misisipi.

"Esto va a ser devastador, un huracán devastador, una tormenta que amenaza la vida", ha dicho el presidente, que se prepara para actuar justo 16 años después del huracán Katrina, el más destructivo de la historia de Estados Unidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento