Almeida confía en ganar el 'sí' de los 4 exconcejales de Carmena para aprobar  el sustituto de Madrid Central

Maestre remarca que "la ordenanza de Almeida elimina Madrid Central" y permitiría "la entrada de 50.000 coches más"
Imagen de archivo de un vehículo entrando en Madrid Central. 
20M EP

Agosto es sinónimo de escasa actividad política, aunque no en el Ayuntamiento de Madrid. Este viernes se celebra en la capital una Junta de Gobierno extraordinaria para aprobar la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible. Esta nueva regulación será la sucesora del Madrid Central diseñado por Manuela Carmena que quedó sin efecto el pasado mayo tras una sentencia del Tribunal Supremo

Previsiblemente, el Gobierno municipal de coalición que lideran José Luis Martínez-Almeida (PP) y Begoña Villacís (Cs) sacará adelante la nueva normativa en septiembre. Lo hará gracias, precisamente, a cuatro ediles de Más Madrid que se convirtieron hace unos meses en no adscritos tras desavenencias en el seno del grupo municipal

Los concejales José Manuel Calvo, Luis Cueto, Marta María Higueras y Luis Felipe Llamas creen que a la ordenanza de Almeida le falta "ambición", pero aún así esta semana se han mostrado dispuestos a apoyarla si se dan dos condiciones: mantener el proyecto de Madrid Central tal como lo propuso el Gobierno de Carmena e incorporar políticas de movilidad más ambiciosas que las actuales para fomentar el uso de la bicicleta y el transporte público.

PP y Cs tendrán varias semanas para negociar con los concejales de Recupera Madrid, como se denominan los ex del grupo que capitanea Rita Maestre, los flecos del acuerdo y pactar enmiendas. "Nos reunimos en Junta de Gobierno y, a partir de ahí, se abre un plazo de alegaciones y próximamente lo veremos en el pleno", señaló este jueves la vicealcaldesa Villacís. "Todo este tiempo lo tenemos para ultimar la negociación y estamos dispuestos a negociar con todos los grupos políticos, pero también pedimos que las condiciones que nos pongan no desnaturalicen nuestro proyecto de gobierno", añadió.

Con quien no parece que PP y Cs tengan mucho que hablar es con los grupos de Más Madrid, PSOE y Vox. Los dos primeros han anunciado que votarán en contra de la ordenanza y el tercero, socio prioritario de la coalición de Gobierno, tampoco dará su voto afirmativo, aunque de momento se desconoce con seguridad cuál será su postura. Esta semana, fuentes del partido que lidera a nivel nacional Santiago Abascal es que aseguraron a Efe que en ningún caso votarán a favor de la ordenanza como está planteada y se decantarán por la abstención o el voto en contra, cuando conozcan la propuesta definitiva.

Tras el visto bueno que la ordenanza obtiene este viernes en la Junta de Gobierno, el texto se consensuará entre los grupos, se llevará a comisión y después a Pleno. En principio, se prevé su aprobación a mediados de septiembre. El tiempo apremia porque el Consistorio está pendiente de que la Justicia le notifique la sentencia del Supremo que tumbó Madrid Central, un trámite que obligaría a la ejecución de la decisión de los magistrados, lo que dejaría sin restricciones de entrada a la zona centro de Madrid. PP y Cs no quieren llegar a esa situación, de ahí que la celeridad de esta junta de gobierno extraordinaria en pleno agosto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento