La explosión de esta particular nova es tan brillante que se puede ver a simple vista

Momento de la explosión de la estrella RS Ophiuchi, captada el pasado 9 de agosto.
Momento de la explosión de la estrella RS Ophiuchi, captada el pasado 9 de agosto.
Ernesto Guido, Marco Rocchetto & Adriano Valvasori / TELESCOPE LIVE

Además de las famosas perseidas, en el cielo nocturno puede verse estos días a simple vista otro curioso fenómeno. Se trata de la explosión de la estrella RS Ophiuchi, una nova ubicada en la constelación ecuatorial de Ophiuchus, a unos 4.566 años luz de distancia.

Su erupción ha sido tan brillante que se puede ver a simple vista desde la Tierra, informa Science Alert, ya que ha multiplicado su brillo por siete.

Las novas son estrellas bastante raras a la hora de ser detectadas. Además, lo que convierte esta explosión en algo especial es la rareza de esta estrella en particular. 

RS Ophiuchi es una de las 10 estrellas que únicamente se han detectado hasta la fecha en la Vía Láctea de lo que se conoce como una nova recurrente, es decir, una estrella que entra en erupción de forma periódica.

Las explosiones de RS Ophiuchi tienen lugar cada 15 años aproximadamente, habiendo registrado la última de ellas en el año 2006. 

El astrónomo aficionado irlandés Keith Geary fue el primero en informar, el pasado 8 de agosto, del nuevo estallido de esta nova. Tras él, no tardaron en llegar avisos de otras personas en todo el mundo.

La causa de estas erupciones en esta nova tienen una explicación: RS Ophiuchi es una estrella binaria, compuesta por una enana blanca en órbita cercana con una gigante roja.

El material, principalmente hidrógeno, que la enana blanca acumula de la gigante roja en su superficie, llega a un punto en que se calienta, y cada cierto periodo de tiempo, la masa se vuelve tan grande que la presión y la temperatura en la parte inferior de la capa son suficientes para desencadenar una explosión termonuclear, expulsando violentamente el exceso de material al espacio.

En este caso, según las observaciones espectroscópicas de la estrella, el brillo es consistente con una nova, ya que el material está siendo expulsado al espacio a velocidades de alrededor de 2.600 kilómetros por segundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento