El Ayuntamiento suspende las licencias para las 'cocinas fantasma' con más de 350 m2 en áreas residenciales

Unas chimeneas industriales a pocos metros del patio de un colegio.
Unas chimeneas industriales a pocos metros del patio de un colegio.
Enrique Cidoncha

Las cocinas fantasma estarán reguladas a partir del mes que viene. El delegado Mariano Fuentes ha aprobado una suspensión de las licencias a los locales que no cumplan con unos requisitos específicos en uso residencial: límite a 350 metros cuadrados -caben unas seis cocinas- siendo obligatorio que la carga y descarga se produzca dentro de los locales y siendo necesaria que el reparto se realice dentro del local. Esta suspensión tendrá una duración de un año prorrogable a otro más, con el objetivo de que cuando finalice el plazo ya esté aprobada la modificación de la norma. 

Este cambio en la norma responde a la demanda de los vecinos que, viviendo en zonas residenciales de la capital, sufren los humos de los múltiples fuegos que salen de estas cocinas, así como los ruidos de los camiones de descarga de productos. Exigen que las cocinas operen en polígonos industriales y no en la ciudad. Ante la preocupación vecinal, el Ayuntamiento de Madrid advirtió el pasado mes de abril que trabajaría en la modificación de las normas urbanísticas para limitar las cocinas fantasma. Hasta entonces, el Ayuntamiento debe regirse de acuerdo a la ley de 1999, en la cual no se limitan estos usos, defiende el delegado Mariano Fuentes.

De ahí que, para poder hacer frente a estas realidades, el área de Urbanismo traiga este jueves a la Junta de Gobierno un avance de la modificación de las normas urbanísticas, con el fin de poder reescribir y mejorar lo que se aprobó 24 años. Esta norma -que también incluye cambios en la vivienda- tendrá que pasar por las fases administrativas habituales que se alargarán aproximadamente un año. 

Sin embargo, las cocinas fantasma no tendrán que esperar hasta entonces. "Desde el punto de vista de potenciar la actividad económica, regulamos las cocinas agrupadas, los almacenes con reparto a domicilio y regulamos la logística para que quede integrada en la ciudad  a través de nuevos estudios de movilidad que serán necesarios, además de requisitos en zonas residenciales potenciando que estos usos se realicen fuera de la ciudad", apunta Fuentes.

¿Qué pasa con las que ya están funcionando?

Para el grupo municipal de Más Madrid la modificación de la normativa urbanística "no puede permitir que cocinas industriales como la de Legazpi o Prosperidad vayan a funcionar". El concejal Paco Pérez denuncia no solo hace falta que no haya más cocinas en nuestra ciudad, "sino que las que se han construido en lugares donde no debería haberse hecho no lleguen a funcionar".

El actual Gobierno municipal se ampara en la ley vigente que data de 1997. Según explican desde el área de Urbanismo, el Ayuntamiento no puede denegar una solicitud de licencia ni cerrar un local si cumple con la ley. Acorde a sus datos, actualmente hay 10 cocinas industriales que con licencia para abrir en Madrid. Un número que previsiblemente no aumentará tras dicha modificación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento