Más de la mitad de las 'cocinas fantasma' de Madrid presenta defectos

  • El Ayuntamiento finaliza la inspección y su informe sobre las 'cocinas fantasma'.
  • Desde el pasado 4 de marzo, el área de Urbanismo ha visitado hasta 24 cocinas industriales y ha detectado en 15 de ellas  "defectos de distribución pero no de olores, ruidos o movilidad".
Más Madrid y PSOE se unen contra cocinas fantasma porque "no se pueden instalar polígonos industriales dentro de ciudad"
Más Madrid y PSOE se unen contra cocinas fantasma.
20M EP

El área de Urbanismo ha culminado la primera campaña de inspección de las llamadas 'dark kitchen', cocinas que se encuentran en locales cerrados al público donde únicamente se opera para la entrega a domicilio. En esta primera fase no solo se incluyen las cocinas industriales, también locales con impacto de logística de distribución, es decir, pastelerías con obrador que reparten sus productos o, por ejemplo, empresas de catering. 

Así, la Agencia de Actividades ha visitado desde el pasado 4 de marzo hasta 24 cocinas de las cuales 15- más de la mitad- presentan "defectos de distribución pero no de olores, ruidos o movilidad", ha explicado el delegado Mariano Fuentes durante la comisión del ramo.

Lo ha hecho a petición del grupo socialista. Su concejal Pedro Barrero ha pedido cuentas al delegado sobre dicha campaña de inspección que, a su juicio, "va a remolque de las denuncias vecinales y que no contempla todos los emplazamientos de estos negocios". Y es que, según Barrero el área de Urbanismo cree que con "con la Declaración Responsable ya está todo bien, pero ese medio de intervención no es suficiente para que se tramite la correspondiente licencia de actividad y funcionamiento". 

Además, el edil socialista insiste en que hay distritos que han hecho inspecciones sanitarias en ubicaciones de estas cocinas fantasma y, sin embargo, Desarrollo Urbano no parece tener constancia siquiera de que existen. Por todo esto, Barrero concluye que "si hubieran sido rigurosos en el control de esta actividad no se hubiera generado alarma social ni se tendría que efectuar ninguna campaña especial de control".

Mientras, los vecinos de Arganzuela continúan con su particular lucha por evitar que abra una nueva cocina industrial frente al colegio Miguel Unamuno. El pasado lunes, los padres y madres de esta escuela aprovecharon la visita del alcalde a una calle cercana para invitarle a ver las chimeneas en persona. José Luis Martínez-Almeida aceptó la invitación y se acercó hasta el lugar. Sin embargo, según estos vecinos "la visita no ha servido para que cambie su parecer". "La solución que ofrece es que las cocina abran y después ya se encargarán de medir si son peligrosas para el barrio en general y para los niños del Unamuno en particular", lamentan en un comunicado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento