La importante reflexión feminista de Sara Sálamo: "Podemos ser tajantes"

La actriz Sara Sálamo.
La actriz Sara Sálamo.
GTRES

Si hay algo a lo que están acostumbrados los seguidores de Sara Sálamo, tanto en su cuenta de Twitter como, sobre todo, en Instagram, donde casi alcanza el millón de followers, es que la actriz no se calle contra las injusticias machistas de la sociedad y que el feminismo y la sororidad formen parte de su día a día de forma activa, así como otros temas que suele tratar como el veganismo o la visibilidad realista de la maternidad.

De hecho, tanto es así que a veces reflexiona sobre ello en sus stories y, de tantos mensajes privados diciéndole que no permita que esas ideas se pierdan a las 24 horas, acaba cediendo y creando una publicación solo para que sus pensamientos feministas puedan llegar a un mayor número de personas.

"Decido copiar aquí, en un post sin limitación de tiempo, las palabras de mis stories de esta mañana, porque me llegan cientos de mensajes interesantísimos de vuestras experiencias personales, y me parece más constructivo que os leáis también entre vosotras", ha comenzado su último post la intérprete de 29 años.

Junto a una extraña fotografía en la que posa en un selfi de espaldas al espejo, con peluca y un filtro rojo saturadísimo, la actriz de Brigada Costa del Sol o El año de la furia ha continuado su mensaje: "Cuando las mujeres, en cualquier ámbito, tenemos la necesidad de poner límites, ya sea en la pareja, en el trabajo o en la farmacia, se nos presupone que debemos hacerlo de manera edulcorada, con brilli brilli, sonrisas y mucho cariño...".

"Y no, disculpen, también podemos ser firmes, serias y tajantes. Y eso no significa que seamos maleducadas o histéricas", ha criticado Sálamo sobre esa percepción de que cuando una mujer alza la voz no se le adjudican los mismos adjetivos que cuando se reafirma en su posición un hombre.

La tinerfeña, que aprovechaba la publicación para desear un feliz inicio de semana, terminaba abogando por una sociedad saludable en ese aspecto sin que ello signifique que la libertad de uno coarte la del otro: "Todas y todos debemos poner límites al resto para una convivencia sana".

"Así que si vienes a invadir mi espacio personal, a ningunearme a mí o mi trabajo, o a interpelarme de alguna forma agresiva, no te sorprendas si no te pido que pares con voz de princesa Disney", ha finalizado Sálamo, en otra muestra más de su largo compromiso con la lucha feminista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento