Islandia podría formar parte de un continente desconocido hasta ahora, según los geólogos

Paisaje de Islandia
Paisaje de Islandia
Unsplash

Un equipo de expertos en geología dirigidos por la profesora Gillian Foulger, del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Durham (Reino Unido), cree haber identificado un continente hundido bajo la superficie de Islandia y el océano circundante, al que han denominado como 'Icelandia', tal y como explican en un comunicado emitido por la propia universidad

En este sentido, el continente hundido podría extenderse "desde Groenlandia hasta Europa" y cubrir una zona de aproximadamente 600.000 km². Sin embargo, "si las zonas contiguas al oeste de Gran Bretaña se incluyen, toda el área podría tener un tamaño de 1,000,000 km²", añaden.

Islandia siempre ha desconcertado a los expertos

Se trata de una nueva y sorprendente teoría que desafía las ideas que se tenían hasta ahora sobre "la extensión de la corteza oceánica y continental en la región del Atlántico Norte y cómo se formaron las islas volcánicas, como Islandia". Asimismo, la presencia de la corteza continental podría abrir un debate sobre "una nueva fuente de minerales e hidrocarburos".

La profesora Foulger ha destacado que, hasta el momento actual, Islandia siempre ha desconcertado a todos los expertos en geología y de la comunidad científica, "ya que las teorías existentes de que está construida y rodeada de corteza oceánica no están respaldadas por múltiples datos geológicos", señalaba en declaraciones recogidas por el portal especializado en ciencia Phys.

"Sin embargo, cuando consideramos la posibilidad de que esta corteza gruesa sea continental, de repente todos nuestros datos cobraron sentido. Esto nos llevó a darnos cuenta de inmediato de que la región continental era mucho más grande que la propia Islandia: hay un continente oculto justo debajo del mar", añadió la experta en geología.

En este sentido, el equipo de expertos está inmerso en la investigación de esta teoría y en el trabajo con colaboradores de todo el mundo para probar la idea, que arrancará cuando las restricciones por la pandemia del coronavirus lo permitan. 

Así, "este trabajo podría incluir estudios de conductividad eléctrica y la recolección de cristales de circón en Islandia y en otros lugares". Otras pruebas de comprobación serían "el perfilado sísmico y la perforación", pero requieren una gran financiación para su desarrollo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento