La Policía Nacional recibe ocho desfibriladores para sus dependencias en Baleares

La Fundación España Salud ha entregado este jueves en Palma ocho desfibriladores a la Policía Nacional para dependencias policiales de Manacor, Ibiza, Ciutadella, así como las comisarías de distrito centro, oeste y playa de Palma y las áreas de atención al público y unidad sanitaria de la Jefatura en Baleares.
La Policía Nacional recibe ocho desfibriladores para sus dependencias en Baleares
La Policía Nacional recibe ocho desfibriladores para sus dependencias en Baleares
20M EP

Según ha informado la Policía en una nota de prensa el acto ha estado presidido por el jefe superior de Policía, Gonzalo Espino, y el presidente de España Salud y del miembro honorífico de la fundación, Félix Sanz Roldán.

El objetivo de esta cesión es que en estas dependencias se pueda actuar con garantías ante posibles casos de paradas cardíacas.

Estos desfibriladores de última generación llevan incorporada tecnología inteligente que facilita el uso por parte de cualquier persona, aunque no tenga conocimientos sanitarios básicos, pues es el propio aparato quien decide proporcionar o no la descarga eléctrica para reactivar el ritmo cardíaco.

La 'Fundación España Salud' suscribió en marzo de 2020 un convenio de colaboración con el Ministerio del Interior para facilitar estos equipos para espacios que tengan una elevada presencia ciudadana.

Además, también proporciona al cuerpo nacional formación específica sobre su uso y técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Desde la Policía han recordado que una de cada tres personas fallece a causa de una enfermedad cardíaca, lo que supone 65 veces más muertes por esta causa que por accidentes de tráfico. Por sexos, la mujer española muere casi un 9 por ciento más que el hombre por este tipo de patologías, diferencia que ha aumentado en un punto y medio respecto del año anterior. En Europa persiste como la principal causa de muerte.

En Baleares ha habido un pequeño repunte por estas causas de fallecimientos respecto del año anterior. La proporción de fallecimientos por esta causa es superior entre mujeres (33,9%) que hombres (27,5%) en Baleares.

La primera hora desde la aparición de los síntomas viene precedida por la pérdida brusca de conciencia. Se dispone de un máximo de diez minutos para actuar e intentar salvar la vida del paciente, por lo que tener un desfibrilador en un lugar visible y accesible puede marcar una diferencia vital.

Esta iniciativa ha contado con la colaboración de la Fundación Nacional 'Hermandad de la Guardia Civil'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento