Metro de Madrid tendrá un equipo de trabajo propio para quedar libre de amianto en 2027

  • La empresa se ha inscrito para ello en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, como pedían los sindicatos.
  • Con esta decisión la retirada de este material peligroso, que tiene un presupuesto de 170 millones, se agilizará.
Cartel de Metro alertando de presencia de amianto en el pasillo de la línea 10 de la estación de Tribunal.
Imagen de archivo de un cartel que alerta de la presencia de amianto en la estación de Tribunal.
CEDIDA - Archivo

Metro de Madrid quiere estar totalmente libre de amianto en 2027. Para conseguirlo, la empresa pública ya amplió el pasado febrero en 20 millones de euros, hasta llegar a 170, el presupuesto del plan de desamiantado de la red y ahora ha decidido inscribirse en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA), un trámite con el que se da curso a una antigua reivindicación de los sindicatos. 

El RERA es un fichero en el que constan todas las empresas que vayan a realizar actividades en las que sus trabajadores estén expuestos a fibras de amianto o de materiales que lo contengan. Al apuntarse en él, Metro de Madrid podrá tener un equipo "cualificado, formado y preparado" para trabajar en las labores de retirada y no subcontratar algunos trabajos como se hacía hasta ahora, aunque la empresa pública no podrá completar con este departamento toda la cadena de desamiantado: deberá seguir externalizando algunas tareas con otras compañías especializadas.

Contar con un personal cualificado interno en esta complicada tarea permitirá agilizar los trabajos que se han ido realizando en los últimos años para dejar a la red del suburbano libre de amianto. El plan evoluciona continuamente, explican desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras, y actualmente se ha cumplido en torno al 48% de los objetivos de limpieza. 

"Con horizonte 2027, se han planificado una serie de nuevas actividades encaminadas a continuar con la eliminación del amianto en los diferentes componentes del material móvil, en bóvedas de túnel y cuartos auxiliares, en un total de 32 estaciones y la eliminación de material con amianto en dependencias, recintos o depósitos", han señalado fuentes del departamento que dirige David Pérez.

Desamiantado de dos estaciones

Enmarcados en este plan de acción, precisamente, están el desamiantado de dos estaciones este mismo verano. Los trabajos de modernización de la parada de Conde de Casal (L6) comenzarán este jueves. La intervención mantendrá cerrada esta estación hasta el próximo 31 de julio, incluido. El cierre de esta parada se traducirá en la clausura del tramo entre Sainz de Baranda y Pacífico en ambos sentidos.

El 1 de agosto llegará el turno de los trabajos en la estación de Duque de Pastrana (L9). Los trabajos clausurarán este punto de la red hasta el 1 de septiembre y su desarrollo obligará a interrumpir el servicio de metro entre Plaza de Castilla y la estación de Colombia.

En ambos casos, Metro de Madrid pondrá en marcha un servicio de bus gratuito para que los usuarios puedan utilizarlo mientras los trabajos se estén acometiendo.

La inscripción de la empresa pública en el RERA es para los sindicatos que representan a los trabajadores del suburbano un logro muy importante. Las organizaciones vienen defendiendo desde hace años que pertenecer a este registro mejorará la prevención de la salud de la plantilla, que ha visto morir a casi una decena de compañeros debido a la exposición al amianto durante años, con formación y mejores medios de protección. Además, estiman que dado que los empleados de Metro son los que mejor conocen las instalaciones y los recursos, poder formar parte de las labores de desamiantado es una garantía de buen hacer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento