Una exposición en Barcelona trata las relaciones homosexuales entre marineros

Cartel de la exposición “El desig és tan fluid com el mar”.
Cartel de la exposición 'El desig és tan fluid com el mar'.
Ariadna Veas Valdés / Museu Marítim

El Museo Marítimo de Barcelona acogerá a partir del 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBI, y hasta el 14 de noviembre la exposición El desig és tan fluid com el mar, sobre las relaciones sexuales y sentimentales que se han dado en el mar centrándose en los marineros.

Según ha explicado la jefa de exposiciones del museo, Mireia Mayolas, en la presentación, la muestra sigue la voluntad de este centro de “cambiar la narrativa de la institución y hacerla más inclusiva desde el punto de vista de género y de la diversidad sexual”.

De esta forma, la exposición, que se enmarca en la iniciativa Museus LGTBI, hace un retrato histórico desde el siglo XVI hasta la actualidad sobre las relaciones homosexuales en alta mar, la mayoría entre hombres, que eran los que se embarcaban.

En una primera parte más centrada en la historia, la muestra presenta, a partir de las actas judiciales que se guardan en el Archivo General de Indias, pruebas de la existencia de las relaciones homosexuales a través de sus condenas.

Estas actas judiciales en las que se sentencia a hombres de todas las edades por pecado nefando y sodomía son la única muestra documental de la existencia de placeres homoeróticos, más allá de los grabados de la época de escenas de condenas.

Asimismo, la exposición trata las relaciones que se daban en términos de dominio y abuso entre altos cargos y grumetes y cómo se usó el pecado nefando como estrategia de colonización, una realidad que se expone a través de los vídeos-ensayo del colombiano Carlos Motta.

A pesar de esta realidad, la muestra también recoge declaraciones de condenados que lanzaron mensajes de libertad sexual que “bien podrían ser contemporáneos”, ha valorado Víctor Ramírez, comisario de la exposición.

Entrando en el siglo XX y en la parte más artística de la exposición se recoge el enfoque que creadores homosexuales como Jean Genet o Benjamin Britten usaron para “vincular procesos de construcción 'queer' en un contexto de profunda homofobia”, ha explicado Ramírez.

Desde las postales de Tom of Finland, que usó la hipermasculinidad para desvincular los imaginarios gais de los valores ligados tradicionalmente a la feminidad, “algo profundamente misógino”, a una relación de este modelo, la muestra enseña la evolución que ha tenido la imagen homoerótica que envuelve al marinero.

Esta exposición más divulgadora, ha subrayado Ramírez, solo es un “primer arranque para reflexionar e invitar a profesionales del mar que son parte del colectivo LGTBI a explicar sus experiencias”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento