Dior se rinde ante la antigua Grecia en su nueva colección crucero

La nueva colección crucero de Dior está inspirada en la Atenas clásica.
La nueva colección de Dior está inspirada en la Atenas clásica.
Christian Dior/YOUTUBE

Desde que Maria Grazia Chiuri aterrizó en Dior en el 2017, la firma ha ganado miles de adeptos gracias a la vuelta a los orígenes de la maison. Sin embargo, para su colección crucero 2021, la diseñadora se ha remontado unos años más atrás de lo usual, en concreto, hasta la antigua Grecia.

Con la ciudad de Atenas de telón de fondo y el Estadio Panatenaico como escenario, el desfile completó su aura mística con música en directo por parte de la artista griega Ioanna Gika ante un selecto y afortunado público. Con este, han sido dos los desfiles de Dior que se han presentado en vivo después de un año de pasarelas virtuales.

Reencontrar las raíces de nuestra civilización, no por nostalgia, sino por un deseo de recomponer en nuestro presente esta fragmentación necesaria para nuestra aprehensión del mundo”, señaló la firma como el objetivo de esta colección.

Inspiradas en la Grecia antigua, no podían faltar las prendas que imitaban a la técnica de los paños mojados de las esculturas (que ya hemos visto con Di Petsa), al igual que los vestidos plisados, cuyas formas asemejan a las columnas clásicas.

Los colores predominantes en la colección eran en su mayoría el blanco y el beige para los tejidos vaporosos, dejando los azules para las prendas más deportivas, que nos transporta directamente a las antiguas Olimpiadas.

"Intentamos fusionar la dimensión mitológica y divina con la práctica deportiva más humana, partiendo de la antigua Grecia, dando vida a prendas que realzan el cuerpo y en las que el movimiento es sinónimo de libertad", explica la diseñadora.

El peplo se convierte en el epicentro de la colección y se postula como gran tendencia para la temporada. Como una diosa contemporánea, la mujer Dior se apropia de una reinterpretación del peplo histórico, sublimado por el saber hacer excepcional de la casa francesa, dando como resultado un juego controlado de pliegues y siluetas aéreas decididamente en sintonía con los tiempos.

"Quería volver a visitar algunos símbolos tradicionales como los peplos, el emblemático vestido griego, que evoca las antiguas estatuas de mármol de los dioses, exuda un encanto etéreo gracias a las delicadas telas hábilmente plisadas a mano, que crean encantadores claros y oscuros y ondulados efectos", comenta Chiuri.

Como broche de oro, la diseñadora hizo un guiño a Marlene Dietrich al que asoció con uno de los mitos más conocidos de la mitología griega. Tanto el público como los espectadores quedaron impactados al ver desfilar a la modelo con un amplio vestido de tul que se convierte en un cisne.

"El vestido que llegó al final del desfile de Atenas es un homenaje a Marlene Dietrich y evoca también a Leda, la reina espartana, un personaje crucial en la mitología griega", expresa la diseñadora.

Sin embargo, para el resto de los mortales queda lejos su asociación con el mito de Leda y se aferran a referentes más contemporáneos como Björk en la alfombra roja de los Premios Oscar 2000 con un vestido de cisne cuyo cuello se envolvía alrededor del de la artista, diseñado por Marjan Pejoski.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento