El juez que investiga el espionaje a Bárcenas imputa al exjefe de la UDEF José Luis Olivera

  • García Castellón le cita a declarar como investigado en Kitchen el 28 de junio a las 10 de la mañana.
  • La citación se produce después de que un subordinado de Olivera narrara presiones para apartarle de la investigación.
El comisario José Luis Olivera, en el Congreso.
El comisario José Luis Olivera, en el Congreso.
EFE

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha decidido imputar al comisario José Luis Olvera, exjefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Nacional, en el caso Kitchen, en el que se investiga una supuesta trama parapolicial por presuntamente espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas con fondos reservados del Ministerio del Interior. Comparecerá como investigado el próximo 28 de junio a las 10 de la mañana.

El magistrado ha tomado esta decisión después de escuchar la declaración del inspector Manuel Morocho. El que fuera director de la investigación sobre la trama Gürtel contó que Olivera, su jefe, le ofreció varios puestos alternativos con el fin de apartarle de las investigaciones sobre la caja b del Partido Popular.

No se quedó ahí Morocho, sino que también llegó a implicar al exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, imputado en la causa. En esa reunión, Olivera le habría dicho haber recibido una llamada del exministro: "Hola, ministro. Sí, estoy con él". Según fuentes jurídicas replicadas por EFE, Morocho situó ese encuentro en junio de 2013, un mes antes de que estallara la trama. Eso sí, puntualizó que aquella llamada podría haber sido un "teatrillo".

No obstante, las presiones al inspector habrían comenzado años antes. Morocho narró ante García Castellón que no podía fiarse de algunos policías y que Eugenio Pino, también imputado, se enteraba cada vez que el inspector acudía a la Audiencia Nacional. En 2015, contó, Pino le habría sobrecargado de trabajo con otras investigaciones como el llamado caso Campeón mientras continuaba la investigación sobre la supuesta caja b del PP.

Apuntes en las agendas de Villarejo

La reunión entre Olivera y Morocho habría estado registrada en una de las agendas incautadas al excomisario José Manuel Villarejo. Se referiría a ese encuentro con la anotación "Morocho-Lisboa". Otro de los apuntes por los que Castellón le citó como testigo era uno en el que aparecía una mención a María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP entre 2008 y 2018, seguida de "Este Morcoc nos necesita a Losa y a mí".

La imputación de la que fuera ministra de Defensa en uno de los gobiernos de Mariano Rajoy llegó el pasado 2 de junio. Ese día, Castellón comunicó su imputación y la de su marido, el empresario Ignacio López del Hierro. El magistrado les acusa de los delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias y extendió la citación al exjefe de Gabinete de Cospedal, José Luis Ortiz, al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y al comisario Villarejo. El calendario queda así: el 28 de junio declarará Olivera; el 29, Cospedal; López del Hierro y José Luis Ortiz, el 30 de junio; y Villarejo y Francisco Martínez harán lo propio el 1 de julio.

La Fiscalía Anticorrupción ya había solicitado que se investigase a Cospedal y a su marido el pasado mes de septiembre. Sin embargo, no fue hasta que no se "avanzó en el esclarecimiento de los hechos" cuando se acometió la citación, de la que López del Hierro se enteró compareciendo en la comisión de investigación que tiene lugar en el Congreso de los Diputados. Esa tarde era el turno de Cospedal, pero se pospuso 'sine díe', como también la del exministro Fernández Díaz y el expresidente Rajoy.

El 11 de julio de 2013 nació la Kitchen

En el auto con el que imputó a Cospedal y a López del Hierro, García Castellón situó el 11 de julio de 2013 el nacimiento de la Kitchen. Es ese día cuando, en las agendas de Villarejo, hay una anotación que dice: "Charla 45 minutos. Plan contra LB. Interv. Comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo”. Le seguían otros apuntes que, según el juez, "permiten interferir la participación" de Cospedal y de López del Hierro en la captación de Sergio Ríos, el entonces chófer de Bárcenas al que se acusa de haber cobrado hasta 2.000 euros al mes -provenientes de los fondos reservados del Ministerio del Interior- para conseguir información del extesorero del Partido Popular.

En el auto, se reflejó cómo Villarejo se referiría a Cospedal como "Cospe" o "MD", y a López del Hierro como "ILH". El escrito del juez no veía "irrefutables" las anotaciones de Villarejo, pero sí se hizo eco de las mismas. Por ejemplo, del apunte que refleja una supuesta reunión el 26 de octubre de 2012 entre Villarejo y "Cospe" en la que también estaba "ILH". Junto a ese apunte aparecía el nombre de "Chisco", con el que Villarejo se refería a Francisco Martínez.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento