Polémica en Italia por emitir las duras imágenes del momento del accidente del teleférico que dejó 14 muertos

Imagen que forma parte de uno de los vídeos.
Imagen que forma parte de uno de los vídeos.
WOCHIT

Los medios italianos han mostrado este miércoles las duras imágenes del momento del accidente en el teleférico de Stessa-Mottarone en Italia, que dejó 14 muertos al soltarse una cabina y caer al vacío. La publicación de los vídeos ha generado polémica en el país.

Las imágenes, difundidas por la cadena pública RAI y el diario Corriere della Sera, entre otros medios, muestran el momento en el que la cabina del teleférico, que llevaba 15 personas a bordo, se descuelga y resbala de regreso por el cable, para caer finalmente cuando choca contra una de las torres.

En los vídeos se puede ver cómo la cabida está a punto de llegar a su destino final, y de hecho hay un operario dispuesto a recibirla en la estación, cuando repentinamente el vehículo se suelta y cae hacia atrás con gran velocidad con un vaivén.

La investigación ha demostrado que los frenos automáticos del teleférico no funcionaron porque estaban desactivados. De hecho, este mismo miércoles el jefe de operaciones del teleférico, Gabriele Tadini, fue puesto en arresto domiciliario, tras admitir que desactivó el sistema de frenado,.

En otro de los vídeos la cabina se ve tan cerca que se pueden distinguir los rostros de algunos pasajeros asomándose por las ventanas. Varias cadenas procedieron a pixelar estas caras. Tras soltarse, se ve como la cabina se aleja cuesta abajo a gran velocidad y finalmente se desploma tras chocar contra la torre.

Críticas a la TV pública

La televisión pública italiana RAI fue centro de las críticas por emitir las imágenes. "En circunstancias como estas es deber del servicio público valorar atentamente todas las implicaciones, empezando por las éticas, por respeto a las víctimas y a sus familiares", admitió el presidente de la RAI, Marcello Foa.

La grabación también fue publicada por medios privados, algunos de forma parcial, como Il Corriere della Sera, y otros íntegramente, hasta el momento de caída, como La Repubblica, aunque avisando previamente de que se trataba de imágenes sensibles.

Esto ha generado el debate sobre la necesidad de mostrar este tipo de imágenes, las de un accidente que conmocionó a la opinión pública y que se saldó con catorce muertos, entre ellos dos niños, y un único superviviente, un niño de cinco años que perdió a sus padres y su hermano en el siniestro.

La fiscal de Verbania, Olimpia Bossi, emitió un comunicado para denunciar "la absoluta inoportunidad de la publicación" de las imágenes de los "últimos y dramáticos instantes" de los pasajeros.

Y la alcaldesa de Stresa, Marcella Severino, se declaró "estupefacta" por la difusión de las imágenes.

El accidente está siendo investigado y se ha acusado a tres personas, en un primer momento detenidos de forma cautelar y después liberados de la cárcel, aunque uno de ellos se encuentra bajo arresto domiciliario.

En concreto, el propietario de la empresa Ferrovie del Mottarone, que gestiona el teleférico, Luigi Nerini, así como el director de la infraestructura, Enrico Perocchio, han quedado en libertad pero siguen en la lista de investigados.

Mientras que el jefe de operaciones del teleférico, Gabriele Tadini, fue puesto en arresto domiciliario, tras admitir que desactivó el sistema de frenado, lo que originó la caída. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento