Omar Sánchez se arrepiente de no haber estado más con su abuelo': "Pensamos que las personas son eternas y no es así"

Omar Sánchez, en El puente de las emociones.
Omar Sánchez, en El puente de las emociones.
Mediaset

Este martes, Telecinco emitió Supervivientes: en tierra de nadie, el programa presentado por Carlos Sobera. En él, Omar Sánchez fue el segundo en enfrentarse al Puente de las emociones, una prueba en la que los concursantes tienen que cruzar un puente en el que, en cada peldaño, hay una palabra sobre la que tienen que hablar.

Ya el comenzar, el canario recalcó la importancia que tenía para él su familia, y sobre ello versó la prueba. El canario se vino abajo al explicar varios momentos en los que creía que no había estado tan presente como debería con sus seres queridos, algo que tenía relación con el contexto familiar y con que, según se definió, es "bastante pasota".

Lo que también reiteró Sánchez fue que su pareja, Anabel Pantoja, le había ayudado mucho en el proceso de tomar conciencia de que debía tener más relación con sus seres queridos. "Antes de entrar en este programa, mi abuelo se puso malito, y, desde entonces, mi padre me decía que fuese a verle. Yo pasaba un poco, pero 3 o 4 días antes de entrar se puso aún peor. Llevaba más de 3 años con Anabel y querían conocerla, así que fuimos a verle" comenzó a recordar Sánchez. 

"Estando yo en Madrid, me dijeron que había fallecido y me arrepiento de no haber pasado más tiempo con él. Pero sé que, donde está, está muy orgulloso de mí y me apoya; y mi padre quizá no tanto, porque tendría que haber ido a verle más, pero asumo la culpa. Me arrepiento de no haber pasado más navidades con la familia paterna. A veces pensamos que las personas son eternas y no es así", continuó.

Después, el canario pasó a hablar sobre los celos. "Me he dado cuenta de que soy también celoso, no sé si por miedo a que se vaya Anabel con otro o por qué. Ella me ha convertido en alguien más familiar aún y hace que no me raye por las cosas. Tanto ella como yo nos hemos demostrado bastante y estamos luchando por un sueño", dijo con una sonrisa.

A continuación, llegó la palabra arrepentimiento. "Me arrepiento de haberme distanciado con mi madre. Me fui de casa con mi padre y años después se fue mi hermano. Mi madre y mi abuela se quedaron solas cuando falleció mi abuelo, me arrepiento de estar alejado de mi madre y darle de lado cuando más lo necesitaba. Ahora se ha puesto enferma y me he abierto un poco más. Espero que me perdone cuando vuelva, voy a ser más feliz con ella", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento