> Qué pasará cuando la estrella del sistema HR 8799 muera: un 'pinball' planetario a 135 años luz

Qué pasará cuando la estrella del sistema HR 8799 muera: un 'pinball' planetario a 135 años luz

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Warwick y la Universidad de Exeter ha descubierto que "cuatro planetas encerrados en un ritmo perfecto alrededor de una estrella cercana están destinados a dar vueltas alrededor de su sistema solar cuando su Sol finalmente muera", detalla el comunicado emitido por el equipo.
Un 'pinball' planetario a 135 años luz.
NASA
Los astrónomos han modelado el futuro de un sistema planetario inusual y cómo el cambio en las fuerzas gravitacionales da como resultado que "la estrella se convierta en una enana blanca que hará que sus planetas se suelten de sus órbitas y reboten en la gravedad de los demás", como si se tratase de un juego de pinball, añaden.
Wochit

Un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Warwick y la Universidad de Exeter ha descubierto que "cuatro planetas encerrados en un ritmo perfecto alrededor de una estrella cercana están destinados a dar vueltas alrededor de su sistema solar cuando su Sol finalmente muera", detalla el comunicado emitido por el equipo.

Los astrónomos han modelado el futuro de un sistema planetario inusual y cómo el cambio en las fuerzas gravitacionales da como resultado que "la estrella se convierta en una enana blanca que hará que sus planetas se suelten de sus órbitas y reboten en la gravedad de los demás", como si se tratase de un juego de pinball, añaden. 

Los planetas "están encerrados en un ritmo perfecto"

Los resultados de la investigación, que han sido publicados en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, muestran que es posible "que este ritmo perfecto se mantenga durante 3.000 millones de años, pero la muerte de su Sol provocará una reacción en cadena y pondrá en marcha el juego de pinball interplanetario".

En este sentido, el sistema HR 8799 se encuentra a 135 años luz de distancia de la Tierra y está formado por una estrella del tipo A de 30-40 millones de años y cuatro planetas inusualmente masivos, "todos con cinco veces la masa de Júpiter, orbitando muy cerca uno del otro". Este sistema también tiene dos discos de escombros y estudios recientes han descubierto que "los cuatro planetas están encerrados en un ritmo perfecto que hace que cada uno complete el doble de la órbita de su vecino". 

El equipo de astrónomos buscó conocer el destino final del sistema a través de la creación de un modelo que les permitió jugar al pinball planetario para investigar las causas que hacen que el ritmo se desestabilice. Así, establecieron que "la resonancia que bloquea los cuatro planetas probablemente se mantendrá firme durante los próximos tres mil millones de años, a pesar de los efectos de las mareas galácticas y los sobrevuelos cercanos de otras estrellas".

¿Cuáles han sido los resultados de la investigación?

"Los planetas se dispersarán gravitacionalmente entre sí. En un caso, el planeta más interno podría ser expulsado del sistema. O, en otro caso, el tercer planeta puede ser expulsado. O el segundo y el cuarto planetas podrían cambiar de posición. Cualquier combinación es posible con pequeños ajustes", detalla uno de los autores principales de la investigación, el doctor Dimitri Veras, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick.

De tal manera que los planetas podrían comenzar a hacer pinball y a convertirse en un sistema caótico donde sus movimientos se volverán inciertos. "Son tan grandes y tan cerca el uno del otro, que lo único que los mantiene en este ritmo perfecto en este momento es la ubicación de sus órbitas. Los cuatro están conectados en esta cadena. Tan pronto como la estrella pierda masa, sus ubicaciones se desviarán, luego dos de ellas se dispersarán entre sí, causando una reacción en cadena entre las cuatro", añaden.

A pesar de los movimientos de los planetas, una de las certezas de los investigadores es que se moverán lo suficiente "como para desalojar el material de los discos de escombros del sistema a la atmósfera de la estrella". Así, el sistema HR 8799 es tan icónico para el mundo científico y para los investigadores de exoplanetas que "es fascinante ver el futuro y ver cómo evoluciona desde una colección armoniosa de planetas en una escena caótica", añade la coautora del estudio de la Universidad de Exeter, Sasha Hinkley.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento