El nuevo Gobierno de Israel se reunirá este lunes con Netanyahu para gestionar una compleja transición del poder

Naftali Bennett y Yair Lapid
Naftali Bennett junto a Yair Lapid.
Ilia Yefimovich/dpa/EP

El nuevo Gobierno de Israel ha mantenido este domingo su primera reunión después de que el Parlamento de Israel, la Knesset, haya aprobado por 60 frente a 59 votos la investidura de Naftali Bennett del movimiento nacionalista Yamina, como nuevo primer ministro, y este ha prometido "unir a la nación".

Bennet, quien ha calificado la investidura del Gobierno como "una maravilla", ha pedido a los ministros mostrar "moderación" con respecto a las diferencias, según recoge 'The Times of Israel'.

Por su parte, Yair Lapid, quien será ministro de Asuntos Exteriores, ha dicho que "la amistad y la confianza" serán la base del gobierno y que solo eso los mantendrá en el poder.

Este Gobierno, que pone fin a más de una década de mandato de Benjamin Netanyahu, volverá a reunirse este mismo lunes con el primer ministro ministro saliente para la transición del poder.

 Netanyahu dirigió tras la investidura un aluvión de críticas contra el nuevo Gobierno. "Si estamos destinados a estar en la oposición, lo haremos con la cabeza en alto hasta que derribemos a este peligroso gobierno", ha declarado el, hasta hoy, primer ministro. Asimismo, acusó a Bennett de perpetrar el "mayor fraude desde la historia de Israel" en una coalición que le debilita ante la comunidad internacional

Mientras se producía la reunión, miles de personas han celebrado en Tel Aviv con confeti y espuma el nuevo Gobierno a la vez que coreaban "Bibi, vete a casa" mientras que cientos de israelíes religiosos se han concentrado en el muro de las lamentaciones para rezar en rechazo a Bennett y Lapid.

Asimismo, en la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalén se han reunido simpatizantes para mostrarle su apoyo a lo que este ha respondido dándoles las gracias y pidiéndoles que se unieran a una protesta contra el Gobierno que se realizará en Tel Aviv el próximo martes.

Bennett llega al poder merced a una amplia coalición de Gobierno que abarca a la práctica totalidad del espectro político y que le permitirá desempeñar el cargo de primer ministro durante los dos próximos años, hasta que sea sustituido por el líder del partido centrista Yesh Atid, Yair Lapid. Este, por su parte, ejercerá de primer ministro suplente y ministro de Exteriores.

Bennett retendrá al asesor de Seguridad Nacional, Meir ben Shabbat, con quien también se ha reunido este domingo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento