Marruecos, reactivación de relaciones y acercamiento a la UE: por qué es importante la foto de Sánchez con Biden

Sanchez y Biden
Sanchez y Biden
ARCHIVO

Joe Biden ganó las elecciones de noviembre de 2020 frente a Trump y tomó posesión el 20 de enero de 2021. Han pasado cinco meses y el presidente de Estados Unidos tendrá su primer contacto directo con Pedro Sánchez este lunes en la cumbre de la OTAN, que se celebra en Bruselas. El presidente del Gobierno, de hecho, ha recibido numerosas críticas por parte de la oposición precisamente por lo tardío de esta primera reunión.

Moncloa da a la imagen la importancia que merece, porque hay muchas cuestiones sobre la mesa. Biden no es Trump y eso se podría ejemplificar en sus encuentros con los líderes europeos. España, en ese contexto, quiere tener un papel protagonista, sobre todo después de la crisis diplomática con Marruecos que desembocó en la llegad de más de 7.000 inmigrantes a Ceuta.

El apoyo de Washington con Marruecos, clave

El choque con Marruecos se lleva cociendo durante muchos meses, pero un elemento importante fue el reconocimiento por parte de Donald Trump de la soberanía marroquí sobre el Sáhara. Las resoluciones de la ONU, en cambio, dan más peso al papel de España sobre el territorio y el cisma abierto todavía no se ha cerrado. Trump dio este paso en los últimos días de su mandato y Biden aseguró este viernes que hay "elementos que estudiar" sobre esa posición. Sánchez quiere jugar sus cartas en este sentido.

El portavoz del secretario de Estado de Estados Unidos, Ned Price, sostuvo sobre esto que "existen unas diferencias muy importantes y profundas" hacia la región de Magreb respecto a las políticas de la Administración actual en comparación con las del expresidente. Uno de los motivos del endurecimiento de Rabat en su relación con España era haber encontrado el respaldo de Estados Unidos en una cuestión fundamental para ellos, pero eso puede cambiar.

Si la pelota cambia de lado y el apoyo pasa a ser a España (y a la UE) en sus posiciones respecto al país vecino las tensiones podrían rebajarse y, además, reforzar la posición de España en el contexto internacional. Precisamente este jueves el Parlamento Europeo aprobó una resolución para condenar la actitud de Rabat y acusó al país de utilizar a menores como "arma política" en la crisis en Ceuta.

Biden quiere recuperar la relación transatlántica

Trump hizo gala durante su mandato de la tesis de ir a la contra en casi todo. Sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París y suspendió la financiación de la OMS, justo en el momento más complicado de la pandemia. A eso hay que añadir los aranceles que el Gobierno entonces impuso a los productos europeos y que ahora Biden (y Bruselas) ha suspendido en busca de un acuerdo, en un claro paso para distensar unas relaciones que han sido muy complicadas.

Su participación en la cumbre de la OTAN servirá para dejar patente el acercamiento con los líderes europeos, pero ya se ha reunido además con el primer ministro británico, Boris Johnson, y lo hará con la canciller alemana, Angela Merkel. Sánchez estará también sentado al lado del presidente estadounidense, al igual que otros como Emmanuel Macron o Mario Draghi.

La relación transatlántica pasa también por las vacunas. Biden ha prometido donar 500 millones de dosis de la vacuna de Pfizer a países de todo el mundo de ingresos bajos a través del mecanismo COVAX,  "Estados Unidos conoce de primera mano la tragedia de esta pandemia. Hemos tenido más muertos en Estados Unidos que en cualquier parte del mundo, casi 600.000 de nuestros compatriotas y conocemos la tragedia y también conocemos el camino hacia la recuperación", sostuvo en un comunicado.

Adiós a la era Trump

Todos esos cambios se dan porque ha habido otro muy importante respecto a Trump: el tono. Biden es más conciliador y eso también favorece la relación con España. De hecho, las decisiones que ha tomado en materia económica sirven para respaldar los postulados de los países del sur de la UE que fueron los que defendieron con más firmeza la creación de un fondo de recuperación poscrisis. Sánchez llegó a hablar en su momento de un Plan Marshall para Europa.

Sánchez quiere reforzarse

A nivel personal, Pedro Sánchez busca reforzarse con la foto con Biden. Y es que esa imagen se producirá solo un día después de la manifestación de Colón, que tiene lugar este domingo como respuesta en contra de los indultos a los condenados por el procés. En ellas estarán los tres líderes de los partidos de la oposición: Pablo Casado, Santiago Abascal e Inés Arrimadas. Mientras, el presidente del Gobierno quiere consolidar su imagen con un apretón de manos con su homólogo estadounidense.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento