Antonio Montero habla de su marcha de 'Sálvame' tras una bronca con Carlota Corredera: "Espero que me llamen"

Carlota Corredera y Antonio Montero en 'Sálvame'.
Carlota Corredera y Antonio Montero en 'Sálvame'.
MEDIASET

Desde hace una semana, Antonio Montero no ha pisado el plató de Sálvame, y la última vez que lo hizo vivió un enfrentamiento con Carlota Corredera a causa de un comentario que él hizo sobre Rocío Carrasco. La presentadora, indignada, amenazó con marcharse, pero fue él el que, voluntariamente, decidió irse del programa.

"Para mí, Rocío con su hija es una mala madre", espetó el periodista haciendo estallar a Carlota. Y es que este calificativo es algo que se ha oído durante los últimos 15 años en televisión y ha sumado al maltrato mediático que la hija de la Jurado ha sufrido. Por ello, muchos son los que le han pedido disculpas públicamente a Rociíto. Sin embargo, Antonio Montero, a pesar de haber visto la serie documental, siguió en sus trece y pronunció las mismas palabras.

Esto provocó el enfrentamiento entre colaborador y presentadora que terminó con la marcha de él, pero, aun así, se desconoce si fue un abandono puntual o definitivo del formato, pero Antonio Montero ha dejado claro que no depende de él, tal y como confiesa a La Razón en exclusiva.

"Yo estoy bien y tranquilo. Estoy esperando a que me llamen", explica el periodista, quien también aclara que el motivo por el que aún no ha vuelto a ser visto en el plató es porque no lo han convocado, y parece que no hay a la vista una fecha exacta de vuelta.

"No esperaba que pudiera pasar esto. No pretendía ofender ni poner en apuros a nadie", asegura, y asume las consecuencias de su comentario a Rocío Carrasco. "Si trabajas en un medio, te tienes que adaptar a ese medio, y si haces ciertas cosas, entiendo que puedes comprometer tu puesto de trabajo".

Aun así, el periodista no se arrepiente de su comentario: "Es lo que pienso, y lo que pienso lo digo. Saben cómo soy, soy muy vehemente". Pero sí que hubiera preferido haberse mordido la lengua.

Antonio Montero, que describe ese momento vivido con Carlota Corredera como un "episodio desagradable", explica que está "dolido", pero "no culpa a nadie" del equipo de esta ausencia prolongada de la que se desconoce si será definitiva: "No pasa nada. Asumo las consecuencias y ya está".

Es más, sostiene que se siente orgulloso de formar parte de Sálvame, pues es como "una obra de arte que pasará a la historia de la televisión". Por ello, no opina como otros compañeros de cadena -se desconoce si habla de Diego Arrabal, quien recientemente dejó Viva la vida- que arremeten contra Sálvame, sino que piensa que el equipo "sí cree en la pluralidad": "Espero que me llamen para mostrar la cara diferente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento