Sebastián anuncia una "ofensiva" para asegurar la planta de Opel en Figueruelas

  • El ministro de Industria visitó la planta de Opel en Figueruelas.
  • Dice que el Gobierno trabajará para que los despidos que prevé Magna afecten lo menos posible a los trabajadores de la factoría.
  • Aseguró que esta planta es de las más competitivas.
  • El Gobierno alemán adelanta los primeros 300 millones de euros del crédito puente para facilitar la supervivencia de la automovilística.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA
Un operario monta un vehículo de Opel.
Un operario monta un vehículo de Opel.
ARCHIVO
El ministro de Industria y Comercio, Miguel Sebastián, se reunió este martes con la dirección de
Opel en la planta zaragozana de Figueruelas para trasladarle el
"total apoyo" del Ejecutivo Central. Sebastián aseguró que el Gobierno trabajará para que los despidos que prevé
Magna afecten lo menos posible a la factoría de la localidad aragonesa. El ministro afirmó que es el
momento de la "ofensiva" tras el acuerdo entre Magna y
General Motors para que la primera adquiera las plantas europeas de Opel.

Sebastián recordó su viaje de este miércoles a Ruesselsheim (Alemania) para abordar con el consejero delegado de General Motors Europa,
Carl-Peter Forster, el futuro de la planta de Opel en Figueruelas y el jueves a Rusia para contactar con el banco ruso Sberbank, que junto con la canadiense Magna será uno de los
principales accionistas de Opel.

Asimismo recalcó en declaraciones a los medios de comunicación, que la planta de Figueruelas es de las
"más competitivas", lo que hace que "gran parte del trabajo" de defensa de esta planta esté hecho.

Al respecto puntualizó que en caso de que Magna quiera
reducir trabajadores en las plantas europeas de Opel, en la de Figueruelas, por su productividad, esta reducción debería ser
"incomparablemente inferior" a otras factorías que son menos competitivas. Asimismo, el ministro de Industria aseguró que estarán
"vigilantes", tendrá en cuenta la "letra pequeña" y "serán optimistas con el futuro".
El futuro de la producción y de los trabajadores

Por otra parte, el Gobierno alemán adelantó este martes los primeros
300 millones de euros del crédito puente de 1.500 millones que prometió otorgar a la automovilística para facilitar su supervivencia. Este dinero se utilizará para formalizar el
pago de las nóminas de los 52.000 trabajadores que tiene la empresa en Europa y permitirá asumir los pagos más urgentes a los proveedores.

La ayuda servirá también para
flexibilizar la relación con el nuevo inversor de Opel, la austríaco-canadiense Magna, que no estará obligada así a participar con financiación propia en el rescate de la compañía. La empresa de componentes ya había anunciado su intención de poner ayer sobre la mesa 300 millones de euros que después se ampliarían hasta los 700.

Lo que no logrará evitar este adelanto es el recorte de empleos y producción. Tanto el Ejecutivo alemán como los propios representantes de los trabajadores recordaron que el proceso que arranca ahora pasará por la realización de
10.000 despidos en toda Europa. Por ahora, sin embargo, aún no se sabe cómo se repartirán los recortes.

De forma paralela, la
Comisión Europea podría anunciar en pocos días su
posición al respecto de la operación de compra de Opel. Por ahora se encuentra a la espera de que Alemania le envíe todos los detalles sobre el préstamo de 1.500 euros concedido a la empresa. Bruselas quiere verificar si esta inyección de financiación se ajusta a la normativa comunitaria de ayudas públicas.

CONSULTA AQUÍ MÁS
Mostrar comentarios

Códigos Descuento