Snowden, Merkel, una red de espionaje al más alto nivel... así investigaba Estados Unidos a varias potencias mundiales

  • Entre los espiados estaría Ángela Merkel, el actual presidente alemán y otros líderes de Francia, Suecia y Noruega.
  • Este tipo de acusaciones surgieron en 2013 cuando Edward Snowden filtró la información a los medios.
La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel.
EFE/EPA/CHRISTIAN MARQUARDT / POOL

El Servicio de Inteligencia de Defensa (FE) de Dinamarca ayudó a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos a espiar a altos cargos europeos, entre estos a la canciller Ángela Merkel entre 2012 y 2014, según han informado este domingo varios medios europeos.

El medio Danmarks Radio ha publicado este domingo un reportaje en colaboración con otros medios europeos en el que se apunta que la NSA accedió a mensajes de texto y conversaciones telefónicas de altos cargos europeos de Alemania, Francia, Suecia y Noruega a través de cables de telecomunicaciones daneses con ayuda del FE.

Este tipo de acusaciones surgieron en 2013 cuando el excontratista de la NSA Edward Snowden filtró este tipo de informaciones a los medios.

Snowden ha comentado la noticia y ha acusado al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de estar involucrado ya que era vicepresidente de Estados Unidos en el momento de la supuesta vigilancia y de estar "bien preparado" para responder a estas acusaciones ante Europa.

"Biden está bien preparado para responder por esto cuando pronto visite Europa ya que, por supuesto, estuvo profundamente involucrado en este escándalo la primera vez", ha dicho Snowden en su cuenta de Twitter.

Snowden saltó a la fama en 2013 tras revelar a la prensa los programas secretos de espionaje global de la NSA. Después de huir inicialmente a Hong Kong, se refugió en Moscú donde pasó varias semanas en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremetievo, hasta recibir en agosto de 2013 asilo por un año, que fue prolongado con posterioridad hasta que recientemente Rusia le dio permiso de residencia indefinido.

Lo que se sabe

A raíz del escándalo destapado en 2013, sucesivas revelaciones periodísticas sacaron a la luz esas prácticas, que la NSA había estado llevando a cabo desde los 90 y que afectaron también a otros líderes europeos, así como al Banco Central Europeo (BCE).

Según las nuevas informaciones, Dinamarca estaba al corriente de esas actividades y presumiblemente cooperó con Estados Unidos para llevarlas a cabo. Esta investigación asegura que el Gobierno danés conoció estos hechos en 2015, momento en el que comenzaron a recopilar información sobre la cooperación del FE con la NSA.

Según recoge DW, la inteligencia danesa también ayudó a la agencia estadounidense a espiar a los ministros daneses de Asuntos Exteriores y de Finanzas, así como a un fabricante de armas danés.

Ante este supuesto hallazgo, el Gobierno de Dinamarca obligó a toda la cúpula de la FE a dimitir en 2020.

¿A quiénes espiaban?

La cooperación de la FE con la NSA posibilitó no solo las escuchas al teléfono móvil de Merkel sino también al de su entonces ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, actual presidente alemán, y a Peer Steinbrück, una de las principales figuras del Partido Socialdemócrata de Alemania.

Además, se ha conocido también que en la lista de espiados se encuentran otros líderes de países europeos como Francia, Suecia y Noruega, cuyos nombres se desconocen por el momento.

¿Qué consecuencias ha traído?

El escándalo por las escuchas empañó en 2013 las relaciones entre los dos grandes aliados transatlánticos, Berlín y Washington. Merkel expresó su malestar al entonces presidente, el demócrata Barack Obama, y tachó de "inaceptable espionaje entre amigos".

Las nuevas informaciones comprometen a Dinamarca, en su doble condición de vecino de Alemania y socio de la Unión Europea (UE), apuntan los medios europeos.

Francia ya ha anunciado que va a verificar si algunos de sus altos responsables fueron espiados por Estados Unidos a través de Dinamarca, lo que en caso de demostrarse sería "extremadamente grave", según su secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

Por el momento el Gobierno alemán no ha hecho declaraciones, pero un portavoz confirmó que ni Merkel ni Steinmeier tenían "conocimiento" de las operaciones de espionaje llevadas a cabo por daneses y estadounidenses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento