"El criado doméstico destinado al servicio personal de su amo, o de la familia de éste, por tiempo determinado, puede despedirse y ser despedido antes de expirar el término; pero, si el amo despide al criado sin justa causa, debe indemnizarle pagándole el salario devengado y el de 15 días más". Es el artículo 1.584 del Código Civil. Y de momento, sigue vigente.

Sólo de momento, ya que el Senado acaba de aprobar una proposición de ley del PP para modificar siete artículos del Código Civil en los que se utilizan expresiones caducas como la de "criado", "amo", "sirviente" y "menestral".

Los socialistas han votado en contra de la proposición del PP

Se trata de una modificación que ha provocado una nueva batalla política entre los populares y el PSOE. Y es que los socialistas han votado en contra. "La izquierda ha votado a favor de que haya 'amos' y 'criados'. Ha quedado al descubierto el verdadero rostro de los monopolistas del progreso social", señala el senador del PP Agustín Conde.

El PSOE, por su parte, se defiende alegando que ellos sí hubieran apoyado la derogación de estos artículos, del 1.583 al 1.587, pero que "el PP pretender salvar instituciones de 1888 (el Código Civil) con sólo pequeños barnices, una decoración", explica el senador socialista Arcadio Díaz.

Artículos inaplicables

Aunque el Código Civil ya ha sufrido múltiples reformas desde 1888, "sería interesante volver a cambiar algunos artículos que versan sobre materias que ya están superadas, cuyos artículos son inaplicables hoy en día", señala Jesús Messía de la Cerda, profesor de Derecho Civil de la Universidad Rey Juan Carlos.

Hoy en día sería anticonstitucional redactar un contrato con el término "criado"

A estos artículos que se refiere Messía, tratan sobre los contratos de servicios: "No se trata ya de relaciones civiles, sino laborales".

Y es que hoy en día sería anticonstitucional redactar un contrato para emplear a una persona en el servicio doméstico con la expresión "criado". La proposición de ley, ya aprobada en el Senado, debe ser ahora ratificada en el Congreso.


Un código hijo de su época

El Código Civil es hijo de una época, asegura Messía. En sus 1.975 artículos aún quedan expresiones que pueden resultar vejatorias, sexistas y chocantes. Como en el artículo 613, sobre 'la ocupación'. Reza así: "Las palomas, conejos y peces, que de su respectivo criadero pasaren a otro de distinto dueño, serán propiedad de éste, siempre que no hayan sido atraídos por medio de algún artificio o fraude". O el artículo 959, sobre los derechos de las viudas: "Cuando la viuda crea haber quedado encinta, deberá ponerlo en conocimiento...".