Bruselas sitúa a España como el país de la UE que más crecerá en 2021 y 2022, pero alerta sobre el elevado paro

Previsiones de la Comisión Europea.
Previsiones de la Comisión Europea.
Henar de Pedro

La Comisión Europea ha publicado este miércoles sus previsiones de crecimiento para 2021 y sitúa a España como el Estado miembro que más crecerá, con una subida del PIB del 5,9%, tres décimas por encima de su último cálculo, publicado en febrero (5,6%). España también será el socio que más aumentará su PIB en 2022, con un 6,8%. No obstante, la previsión de la Comisión es más cauta que la del propio Gobierno español, que calcula un crecimiento para este año del 6,5%.

Previsiones de la Comisión Europea.
Previsiones de la Comisión Europea.
Henar de Pedro

Las previsiones se sitúan en línea con las de la OCDE, que en su último cálculo auguraba un 5,7%. También están en el entorno de las previsiones del FMI, que pronosticó un crecimiento del 5,9%. El Banco de España, por su parte, prevé un alza del PIB de entre el 3,2% y el 7,5%, en función de cómo evolucione la recuperación. En su escenario central, calcula un 6%.

No hay tantas buenas noticias en lo que al paro se refiere. Las previsiones de Bruselas sitúan la tasa de desempleo en un 15,7% para este año, dos décimas por encima del dato de 2020. El nivel sigue siendo el segundo más alto de toda la UE, solo por detrás de Grecia. En 2022 la Comisión prevé que se coloque en un 14,4%, casi en niveles de 2019 (14,1%), recuperando el empleo perdido durante la pandemia. En todo caso, el paro seguirá siendo el segundo más alto de entre los 27 Estados miembros.

En cuanto al déficit, Bruselas lo coloca en un 7,6% para 2021, mejorando la previsión de un 8,4% del Gobierno, y en 2022 el Ejecutivo comunitario espera que sea del 5,2%, más de dos puntos por encima del objetivo del 3% que marca el Pacto de Estabilidad, cuyas reglas se suspendieron por el contexto excepcional de la pandemia.

En cuanto a la deuda pública, España mantendrá también una de las más altas de la UE junto a Grecia e Italia. La deuda española se situará en un 119,6% este año y se reducirá, según las previsiones, hasta el 116,9% en 2022, todavía muy por encima del 95,5% que se registro en 2019, antes del inicio de la pandemia.

Estas previsiones de Bruselas llegan solo un día después de que la AIReF alertase de que la actualización del plan del Gobierno "no cumple los requisitos para el medio plazo", al mismo tiempo que le acusa de no concretar la subida de impuestos. El análisis que hace el organismo pone el foco en el hecho de que el el plan de Estabilidad del Ejecutivo solo sirve para el corto plazo, pero "no está completo" de cara al medio y pide una mayor especificidad en las medidas que pretende aprobar.

Brechas entre norte y sur

De nuevo, eso sí, se evidencian las brechas entre norte y sur de la UE en lo que a salida de la crisis se refiere. Grecia, España e Italia mantendrán datos preocupantes a lo largo de los próximos años, y su recuperación dependerá en gran medida de cómo sean capaces de absorber los fondos de recuperación que está previsto que empiecen a llegar a partir de junio. Italia y España son, de hecho, los dos principales beneficiarios de las ayudas.

Según las previsiones económicas de primavera, la economía en el conjunto de la UE crecerá un 4,2 % en 2021 y un 4,4 % en 2022. Se prevé que la economía de la zona del euro crecerá un 4,3 % este año y un 4,4 % el año próximo. Estas cifras representan, dice la Comisión, "una mejora sustancial de las perspectivas de crecimiento" en comparación con las previsiones económicas de invierno de 2021, que la Comisión presentó en febrero. Las tasas de crecimiento "seguirán siendo dispares dentro de la UE, pero cabe esperar que las economías de los Estados miembros vuelvan a finales de 2022 a los niveles anteriores a la crisis", comentan.

La Comisión explica además que el repunte de la economía europea que comenzó el pasado verano se estancó en el último trimestre de 2020 y en el primero de 2021 "de forma paralela a la introducción de nuevas medidas de salud pública para contener el aumento del número de casos de Covid-19". Sin embargo, se espera que las economías de la UE y de la zona del euro repunten con fuerza a medida que "aumenten los índices de vacunación y se aflojen las restricciones". Este crecimiento, dicen, "estará impulsado por el consumo privado, la inversión y la creciente demanda de exportaciones de la UE originada por el fortalecimiento de la economía mundial".

En términos generales en toda la UE se prevé una tasa de desempleo del 7,6% en 2021 y del 7% en 2022. En la zona del euro, en cambio, se prevé que será del 8,4% en 2021 y del 7,8% en 2022. Estos índices siguen siendo superiores a los niveles previos a la crisis.

Los efectos del fondo de recuperación "empezarán a notarse este año"

"La sombra de la Covid que se abatía sobre la economía europea comienza a disiparse. Tras un comienzo de año débil, prevemos que habrá un crecimiento fuerte tanto en 2021 como en 2022", comentó el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, quien además añadió que "el apoyo presupuestario sin precedentes que se ha venido prestando es y seguirá siendo esencial para ayudar a los trabajadores y las empresas de Europa a capear esta tempestad". 

El aumento correspondiente del déficit y de la deuda alcanzará un máximo este año, antes de empezar a disminuir, comentó. "Los efectos de los fondos Next Generation empezarán a notarse este año y el próximo; no obstante, tenemos mucho trabajo por delante si queremos aprovechar al máximo esta oportunidad histórica", avisó el italiano. Considera, asimismo, que sostener el buen ritmo de vacunación que se está logrando en la UE "será crucial, tanto para la salud de nuestros ciudadanos como para nuestras economías". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento