Las ventas del comercio canario retroceden un 10,5% en el primer trimestre

El sector del comercio ha visto caer sus ventas durante el primer trimestre un 10,5% frente al descenso medio nacional, que fue del 1,8%, siendo la caída más acusada del conjunto de comunidades autónomas, según el último boletín sectorial de coyuntura, elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife con el patrocinio de Cajasiete.
Las ventas del comercio canario retroceden un 10,5% en el primer trimestre
Las ventas del comercio canario retroceden un 10,5% en el primer trimestre
20M EP

Los resultados de este informe han sido presentados hoy lunes por la presidenta de la Comisión de Comercio Interior de la Cámara de Comercio, Victoria Gonzalez; el director general de Cajasiete, Manuel del Castillo, y la directora general de la entidad cameral, Lola Pérez,

La pérdida de actividad estuvo provocada por la caída de la demanda turística y por un progresivo deterioro del poder adquisitivo de las familias canarias durante el último año, a causa del aumento del desempleo, que se ha traducido en una importante pérdida de empresas y de miles de puestos de trabajo en el sector.

Ante este escenario, la presidenta de la Comisión de Comercio Interior mostró su enorme preocupación por el impacto que la pandemia está dejando en uno de los sectores económicos más importantes de las islas. "El comercio es uno de los pilares de la actividad económica y del empleo en el archipiélago. Ahora que ha dejado de contar con una potencial demanda de 14 millones de turistas y que el consumo de los residentes se ha deprimido por el colapso de la economía, es urgente diseñar un conjunto de medidas que permitan sostenerlo mientras se prolongue la dura transición que va a tener que vivir hasta su recuperación", afirmó González.

La presidenta advirtió que, más que nunca, es necesario que se mantengan a lo largo de todo este año las medidas que eviten el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo como son, las ayudas directas a pymes, con las que cubrir sus costes de estructura, y los ERTE. Asimismo, insistió en la importancia de anticiparse a la recuperación de la actividad una vez que la inmunidad de grupo contra la pandemia permita restablecer la movilidad y con ello gran parte de la demanda.

En este sentido, destacó que hay que agilizar los trámites para practicar la devolución del IGIC a los no residentes de la UE para impulsar el turismo de compras, una medida que une al sector del comercio con el turismo, máxime teniendo en cuenta la situación actual tras el Brexit, donde el Reino Unido no pertenece a la Unión Europea y que es el principal país emisor de turistas a las islas.

Además, destacó Gonzalez, se debería de trabajar en fórmulas que estimulen el consumo de la población local con bonos de compra o acciones de dinamización comercial en las que se respeten las normas sanitarias. Por último, propuso trabajar en la igualdad fiscal entre el comercio tradicional y la venta online, tanto en las importaciones de bienes como para las exportaciones de productos y así conseguir que todo el comercio en Canarias sea competitivo, evitando que una tipología de comercio anule a la otra, además de abrir nuevas oportunidades comerciales.

Por su parte, el director general de Cajasiete, Manuel del Castillo, destacó que se consolidan las tendencias de menor uso de efectivo, el incremento del uso de tarjetas y sobre todo del comercio electrónico. "Una vez más, insistimos en la idea de que es muy importante que las administraciones profundicen en el desarrollo de medidas que ayuden al pequeño y mediano comercio, pero no menos importante que cada uno de nosotros como consumidores, ahora más que nunca, seamos responsables con nuestras decisiones de compra, conscientes de la repercusión que tienen, y que tarde o temprano todos nos vemos afectado por ellas", dijo.

MESES DE CAÍDAS.

Las ventas del comercio minorista durante el primer trimestre del año retrocedieron con fuerza debido a las caídas de los meses de enero (-19,3%) y febrero (-18,9%), que no pudieron ser compensadas por el aumento registrado en marzo (12,3%), este último debido a su comparativa con marzo de 2020, en el que a partir del día 15 los comercios tuvieron que cerrar por la obligación de confinamiento tras la declaración del primer estado de alarma.

En su promedio trimestral, el Índice de Comercio al por Menor (ICM) a precios constantes retrocedió un 10,5% respecto al mismo periodo de 2020. Además, la caída fue sensiblemente mayor que la experimentada en el conjunto del país, donde las ventas tuvieron una bajada anual que, en promedio trimestral, ascendió al 1,8%, 8,7 puntos porcentuales menos que en Canarias.

Así, el número de negocios inscritos en la Seguridad Social con trabajadores dados de alta que elabora el Instituto Canario de Estadística (Istac) muestra cómo el último día de marzo había en las islas un total de 13.733 empresas que desarrollaban actividades comerciales, incluida la reparación de vehículos. Esta cifra supone un leve crecimiento anual del 0,4% con 59 empresas más que a finales de marzo, motivado, únicamente, por el aumento de las empresas de venta y reparación de vehículos de motor (72), ya que tanto los comercios mayoristas como los minoristas descendieron, -9 y -4 empresas respectivamente.

Se trata de una evolución que a priori marca estabilidad respecto a las cifras de hace un año, pero que a la vez muestran la incapacidad de la economía de recuperar todo el tejido productivo que se destruyó en tan solo 15 días el pasado mes de marzo. Comparando la cifra de empresas comerciales con trabajadores a su cargo que existían a finales de 2019, justo antes de la declaración de la pandemia, con las actuales se aprecia mejor el impacto de la COVID en el sector, que registra pérdida de 1.127 empresas en quince meses, sin contar aquellos empresarios que no tienen trabajadores a su cargo.

Por otro lado, los negativos efectos sobre el empleo de la situación generada por la Covid-19 se comienzan a reflejar con intensidad en indicadores como el Índice de Ocupación del Comercio Minorista que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), que experimenta un descenso, a una tasa anual del -7,9% en el primer trimestre en Canarias, el mayor de toda España que en su media para el conjunto de país se sitúa en el -3%.

Del mismo modo el promedio trimestral de afiliados a la Seguridad Social en la rama de actividad comercial, que durante el conjunto de los tres primeros meses de este año se redujo un 5,9% respecto a la cifra del año anterior. Analizando la evolución anual, mes a mes, se observan importantes caídas en enero y febrero (un -6,5% y un -7,5%, respectivamente), al compararse con meses prepandemia, que se reducen en marzo (-3,6 %), en el que ya se notaron con fuerza la declaración del estado de alarma y los cierres de negocios por el confinamiento.

La cifra de afiliados en el comercio canario a 31 de marzo muestra de esta forma 5.456 por debajo de los registrados un año antes, entre los que no se encuentran los trabajadores afectados por un ERTE, que se consideran ocupados y 12.787 por debajo de los existentes a finales de febrero de 2020. El trimestre finaliza, así, con 145.628 afiliados en el sector comercial de las Islas, el 19% del total de afiliados en Canarias.

Por su parte, el paro registrado en el sector mantiene el cambio de tendencia que se produjo a comienzos del pasado año, registrándose un aumento medio en el primer trimestre del 30,1%, superior al crecimiento del 18,6% experimentado en el ámbito nacional para el mismo periodo. El número de desempleados al finalizar marzo ascendía a 46.115 parados, 9.070 más que hace un año y una cifra que no se veía desde mediados de 2014.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento